Entrevista con el ilusionista y mago Keith Barry

By  |  0 Comments

En vista de tus próximos shows, ¿qué puede esperar la audiencia?

Bueno, es completamente diferente del último. Hice alrededor de 40 shows el último año de “Brainwashed” [un show en MTV, Estados Unidos] y lo importante es que éste es completamente diferente de aquel. Este show será una mezcla de magia, hipnosis, psicología, comedia y un montón de tonterías, para ser honesto con usted. Literalmente, será diferente de lo que la gente espera. En una de las rutinas, he desarrollado un sistema de tres escenarios para extraer información de la mente de las personas. Uso la hipnosis en un escenario y en el siguiente uso terapia de electroshock con la que electrocuto a la persona en el escenario. Por supuesto, todo esto ocurre en sus cabezas, pero parece como si estuvieran siendo electrocutadas, porque dan brincos en el escenario volviéndose locos. En otra de las rutinas, para dejar la seriedad, involucro a toda la audiencia en el truco, excepto a la persona que está en el escenario.
Ellos creen que la magia más asombrosa que nunca hayan visto les irá a ocurrir, cuando en realidad la audiencia puede ver lo que está pasando, y es que tengo escondido un asistente que me ayuda durante la rutina. Entonces pongo un vaso de agua en la cabeza de alguno y les digo que imaginen que se vuelve más y más liviano. Mientras tanto, un muchacho en leotardos y con una cola de demonio viene y toma toda el agua con un sorbete (de forma que la persona que está en el escenario no lo ve). Toda la audiencia puede verlo y es visualmente divertido para ellos. La persona en el escenario está asombrada de que yo hiciera desaparecer el agua. Por lo tanto, voy de la rutina seria de lectura de la mente directo a una payasada de verdad.

Cuando eras niño ¿qué despertó tu interés en la magia?
Como la mayoría de los magos han hecho, yo tuve un set de magia cuando era muy chico, un set de magia Paul Daniels. Esto, realmente, profundizó mi interés. Pero no fue hasta la mitad de mi adolescencia que encontré algunos buenos libros de magia y me figuré, realmente, cómo engañar a la gente. Creció desde ese momento. Lo que soy ahora realmente provino de mis días de facultad, cuando estudiaba química y cuando mi novia de entonces (esposa, ahora) estaba estudiando psicología. Aprendí entonces cómo mezclar la psicología con la magia y hacerla convincente. Desperté a la lectura de las mentes humanas, pero en realidad soy el primero en decir que no creo en los psíquicos y que, en verdad, no puedo hacer eso. Lo que es gracioso es que cuanto más digo que no puedo, en estos días más gente tiende a creer que soy un psíquico y que puedo leer sus mentes. Fue extraño el año pasado, porque había un montón de gente pidiéndome que sane a sus seres queridos de varias enfermedades. Pero soy el primero en decir que soy un entretenedor y que no puedo y no probaré hacerlo.

¿Eso te hizo pensar alguna vez que los evangelistas de la TV son sólo una versión sumamente programada de lo que tú haces?
KB:Ni siquiera es más programada . Tiene más que ver con el hecho de que ellos dicen que es real. Si yo reclamara eso, un montón de gente lo creería. Pero lo que ocurre con ellos es que se aprovechan de la debilidad mientras yo, al menos, les digo desde un principio que van a ser burlados en mis shows, que va a ser un entretenimiento. Allí es donde marco la diferencia en realidad, porque pienso que esos tipos hacen las cosas muy mal. Podría decirles a los espectadores que los voy a poner en contacto con sus seres queridos fallecidos, pero sólo les digo que es un truco.

¿Has descubierto durante tus viajes por el mundo que hay países más susceptibles a tus trucos que otros?
La gente en Irlanda es ciertamente más cínica que, por ejemplo, en Estados Unidos. Están mas dispuestos a creer allí que aquí. Pero es un reto interesante. Hay dos maneras de verlo: por un lado se puede decir que los americanos son muy ingenuos porque están mas abiertos a eso, y por otro lado se puede decir que están más dispuestos a ser entretenidos. Me gusta el escepticismo saludable que tenemos aquí, pero generalmente ellos no consiguen el nivel de show que esperan. Pueden estar acostumbrados a verme en RTE a las 6:30 P.M, pero en vivo yo insulto mucho, y no es sólo por el efecto que quiero dar. Simplemente ese soy yo genuinamente en el escenario. Ellos pueden venir pensando ver un par de trucos de cartas pero se van pensando “qué fue lo que pasó?”. En realidad, es difícil de describir el show a menos que lo veas.

¿Apruebas los intentos de deconstrucción de magos como Derren Brown?
Pienso que eso es genial. Yo hago algo similar… no diría que hago un desenmascaramiento… pero sí cierta cantidad de explicaciones de lo que hago; y cuando haces eso, el truco parece mucho más impresionante al que lo ve. Uso técnicas similares a las de Derren Brown, pero ese acercamiento ha estado rondando por muchos años. El y yo podemos haber nacido del trabajo de Chan Canasta, Al Koran y Basil Horwitz. Ellos fueron grandes artistas de las décadas del 50 y 60 y son los padres de este tipo de entretenimiento. Yo pienso que es genial explicar un poco y luego engañarlos al mismo tiempo. Entonces, ellos simplemente no saben que diablos ha pasado.

Fuente: The Event Guide, 15 de noviembre, 2006

Visita el sitio oficial del mago Keith Barry

Comments

comments

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>