Mago expulsado

By  |  2 Comments

Un mago inglés tuvo inconvenientes con el dueño de un bar después de ejecutar la rutina de doblar la cuchara para sus amigos.

Incluso cuando explicó que la cuchara era suya, el encargado lo invitó a pasar al coche de la policía que lo estaba esperando para que diera explicaciones, lo que se solucionó sin mayores complicaciones.

Después de todo confesó que nunca había sido expulsado de un bar por un simple acto de magia y menos ser tratado así. Por otro lado el dueño declaro que su tarea es proteger a sus clientes, los tenedores y cucharas como aspecto de seguridad e integridad del establecimiento.

Flexión de la mente

Recomiendo ejecutar este tipo de rutinas en lugares adecuados, ya sea tanto en casa de amigos o escenarios y no lugares privado donde puede haber interpretaciones erróneas sobre la propiedad de los materiales. Es un gran truco, la finalidad es entretener , como todo tipo de truco, lógico que este es un caso aislado y como tal fue motivo de una nota en el periódico.

Pareciera ideal hacer el truco en un bar por su familiaridad con los cubiertos, es el lugar perfecto para darle un toque de espontaneidad al efecto y así aumentar la ilusión.

Sin embargo al tratarse de un bien ajeno puede traer complicaciones con alguien que no tiene la mente muy flexible, valga la redundancia. Si de todas formas quieres hacerlo presta atención en la atmósfera del lugar , si los dueños son majos, o mejor aun si son de tu confianza.

Doblandole la cuchara al vecino

En un restaurante o bar, el acto de flexión o demolición de una cuchara equivale a la destrucción de la propiedad de otra persona.

Sostengo que el acto de realizar una rutina de doblar una cuchara, inclusive si uno usa su propia cuchara o no, animará a los espectadores a recoger cucharas del restaurante y trataran de doblar con la mano para probar la fuerza del metal especialmente en los alrededores de un bar donde la gente está bebiendo.

Cuando el mago trae su propia cuchara igual esto hace pensar que va contra la lógica de la creación de “magia”. Si un mago aparentemente puede doblar objetos con su mente, ¿por qué necesita de su propia cuchara, especial?

Creo que si un mago manipula y tuerce la cuchara del restaurante, o destruye la propia, ambas situaciones pueden ser vistas como negativas. Uno de ellos es la destrucción de la propiedad de alguien y el otro un truco barato con cucharas especiales.

Situación ridicula

“¿Desde cuándo ha sido un crimen doblar una cuchara propios para la diversión de sus amigos?” dijo el mago de la historia. “Traer a un mago es un valor añadido en la noche de una persona que está fuera, ya que es entretenido.”

La reacción de la barra también fue un tanto ridícula:

“Nuestras acciones se llevan a cabo en el interés del público. Tenemos que proteger a nuestros clientes, tenedores y cuchillos son un tema de seguridad”, dijo el encargado del bar. Pero no había cuchillos involucrados, y cualquiera puede agarrar un cuchillo o un tenedor de una mesa.

En mi opinión, doblar una cuchara en un restaurante o bar no refleja bien nuestro arte de la magia, pero tampoco lo considero un acto de vandalismo. Aconsejo prestar atención para realizar determinados efectos ya que pueden afectar la susceptibilidad de ciertas personas.

No importa qué tan buena sea la rutina, hay que respetar el espacio y la propiedad del otro. Siempre pedir permiso para utilizar lo que no es nuestro. Eso es magia de buen nivel.

 

Nota original: Sunday Mercury

Comments

comments

Comments

comments

2 Comments

  1. Ricsanboi

    16 diciembre, 2011 at 4:50 pm

    Seguro que el dueño del bar tenía un mal día, porque alguien que distraiga a la clientela y le haga más agradable su estancia en el bar, no debería producir más que agradecimiento por parte del dueño del bar.

  2. lukan

    16 diciembre, 2011 at 11:06 am

    Esto no puede ser cierto…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>