Clínica de Diseño de Truco: Parte Uno

By  |  2 Comments

Este artículo de Michelangelo fue traducido y es publicado con permiso del autor y Online Visions

Michelangelo ha escrito una interesante serie de artículos sobre diseño y construcción de trucos de magia que te ayudarán a conocer los pasos necesarios y los puntos más importantes de la planificación y la construcción de aquellas ilusiones que quieras desarrollar por tu cuenta. Acá va la traducción del primero de esos artículos.

Este artículo es el primero en una serie sobre el diseño y la construcción de ilusiones. Lo que no voy a examinar en esta serie es la fabricación de estructuras a partir de libros o de planes existentes, sino cómo construir tus propias diseños desde el principio. Igualmente, mucho del material tratado aquí puede ser aplicado a diseños y planos existentes también.


La mayoría de los ejemplos que estaré utilizando vendrán de proyectos en los que actualmente estoy trabajando. En la Parte Uno señalaré un par de puntos a tener en cuenta antes de ir a la ferretería.

Eligiendo un diseño

Decidir qué clase de ilusión construir es una decisión intensamente personal, como debería ser toda rutina y propósito que elijas para agregar a tu show. ¿Estás buscando una apertura? ¿un cierre? ¿una pieza para mitad de acto? Asegúrate de que el diseño funcionará bien en su posición dentro del show y que sabes cómo quieres presentarlo para maximizar su impacto en ese tramo en particular.

Desde la perspectiva de la audiencia: ¿es diferente de otras ilusiones que verán? Ten en cuenta que no dije desde tu perspectiva. Mientras que tú puedes apreciar la diferencia entre métodos y funciones de las estructuras, tu audiencia sólo puede referirse a lo que ve por primera y, a menudo, única vez. La mayoría de las personas seguramente no se fijarán en las variantes entre, digamos, un “Origami” vs un “Bo Staff” o un “Zig-Zag” vs “Arte Moderno” o cualquiera de las muchas formas del “Cubismo”. Ellos usualmente no tendrán tiempo para notarlo porque es esperable que estén demasiado asombrados por tu diseño. Por lo tanto, trata de describir en una oración, como si nunca hubieras visto la ilusión antes, cómo aparece la presentación para un miembro promedio de la audiencia. Si ya tienes una ilusión que se ajusta a esa desripción, entonces desarrolla alguna otra.

Midiendo

Otro detalle importante para tener en cuenta es cómo funcionará el diseño que estás contemplando con tus asistentes, si necesitaras usarlas. Idealmente, deberías ser capaz de construir cualquier truco de tal forma que se pueda acomodar a todas las muchachas que tengan un rango razonable de diferentes tamaños. No es tan fácil como parece. Lo sorprendente del tema es que dos chicas –incluso aunque sean iguales en peso- no necesariamente entran en la misma estructura. Una chica con un cintura chica pero piernas largas tiene una proporción diferente que una chica que tiene cintura grande pero piernas cortas. Simplemente se curvan en diferentes lugares.
Las chicas tampoco son igualmente flexibles. Por lo tanto, a menos que las tuerzas completamente dentro de la estructura, no pienses en un diseño muy estrecho. Deja un pequeño extra en tus cálculos. Piensa en esto: es una buena idea aunque seas tú la única persona que use la estructura. Todos esos shows en fiestas con cena y postres…

Simplicar lo máximo posible

La esencia de la magia es su elegante simpleza. En el desarrollo de un diseño, constantemente busca formas de simplificar el método y el funcionamiento de la pieza. Cuando el truco tome vida propia –cosa que hará- comenzarán a surgir complicaciones como cangrejos en los pastizales de Kentucky.
Esto no es lo mismo que tomar atajos. Lo que digo es que cuando se puede elegir entre un proceso de dos pasos y uno de un paso, es preferible casi siempre el proceso de un paso. La distancia más corta entre dos puntos es una línea recta. Síguela. Luego, trata de encontrar una forma de juntar los dos puntos aún más. Minimiza el número de componentes. Consolida las partes movibles. Cada nuevo diseño presenta nuevos desafíos, es cierto, y tú tendrás que esforzarte mucho para encontrar la simplicidad. De hecho, es más fácil diseñar complejidad que simplicidad. No caigas en la trampa. En el escenario, la simplicidad funciona mejor. Y antes de que termines el proceso de diseño tendrás que contraer ese simple compromiso que, lamento decirte, siempre trae aparejados compromisos mayores que crecerán como hierba mala en el diseño. Mejor deshacerse lo antes posible de la maleza.
Si alguna vez pudiste ver un diseño en un libro de Steinmeyer u otro gran pensador, puedes apostar que lo que ves en la página fue extirpado de la mayoría, si no toda, la mala hierba y algunas veces sólo se parece muy lejanamente a los primeros estadíos de su desarrollo.

Bosquejar, bosquejar, bosquejar

Estoy planeando utilizar la “Base Sistina” (Sistine Base), mencionada en otro de mis artículos, para el próximo proyecto. He realizado por lo menos 20 bocetos diferentes del diseño. Algunos bosquejos son del aspecto, otros de la funcionalidad, otros para no-sé-qué-estaba-pensando-pero-estas-cosas-algunas-veces-llevan-a-algo-útil. Gasto cuaderno tras cuaderno cada año y los lleno de notas, esquemas, miniaturas e ideas abortadas. A veces encuentro respuestas a los problemas más frustrantes enterrados en estos cuadernos. Todo lo que recoge el molino es bueno.

La historia cuenta que Norman Rockwell siempre comenzaba cada nueva pintura bocetando un velero a contraluz. Desde este singular comienzo, su mente lo llevaba a cenas de acción de gracias, niños en un pozo de agua, una mascota, el primer beso en una maltería. Aún así, cada pieza empezaba de la misma manera. Así que, en realidad, nada se pierde. Y ningún gran diseño emerge terminado en el primer boceto.

En el próximo artículo, incluiré algunos de los esquemas hechos para mi proyecto, incluyendo el diseño que planeo usar actualmente, junto a los razonamientos que fundamentan las elecciones que hice.

Michelangelo (michelangelo@illusionist.net)
http://www.illusionist.net

Comments

comments

Comments

comments

2 Comments

  1. Maria

    29 julio, 2010 at 12:31 am

    A mi me gustaria participar en un truco de magia mas al futuro aunque sea cortarme en dos :)

  2. Alex

    20 octubre, 2008 at 9:46 pm

    Uhmm, Tengo 14 años, soy de CHILE/Antofagasta y estoy muy emocionado en aprender magia, Me interesaria aprender trucos con naipes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>