Percibir a otro ser humano, percibir a una audiencia

By  |  2 Comments

cajaMonedasLeí el otro día un comentario que decía algo parecido a esto:

Había un niño de unos 13 años jugando al sodoku con una notebook en el lobby de un hotel, al que por algún motivo dos o tres magos presentes querían asombrar (algo así como un desafío de atraer al niño y que la magia pueda más que una computadora). Cada uno de ellos tuvo su oportunidad de impresionar al niño pero nadie lo logró. No hubo reacción y el chico volvió a su juego solitario. Y luego, un mago experimentado les dijo: “ustedes no conectaron con ese niño”. Hay algunos detalles sutiles, o comentarios improvisados, que pueden ayudarte a percibir lo que puede ser más atractivo y del interés del interlocutor.Sus rutinas con monedas fueron asombrosas, perfectas, pero él no estaba interesado en nada de eso. Lo mismo con los trucos de cartas. Apuesto a que si fueran ahora y le hicieron al truco del cuadrado mágico (en el que básicamente dibujas un cuadrado y haces un truco con números) estaría asombrado. Eso sí le interesa a él. Es como su sodoku.”

Si haces magia sería genial que te preguntes si a todo el mundo le haces los mismos trucos. ¿Tienes un patrón al que le cambias alguna que otra cosa de vez en cuando? ¿Trataste de encontrar la conexión con alguien con cierto tipo de truco? Por ejemplo, estás en un bar realizando la rutina de la carta ambiciosa. Una mujer te mira directo a la cara y dice “nunca jugaría cartas con él”. Obviamente esa mujer tiene algún tipo de conexión con el póker o cualquier otro juego de cartas. ¿Qué haces entonces? ¿Haces la transformación de bola de papel a rosa? El efecto es bueno, te va a salir bien, pero no harás ninguna conexión emocional… En cambio, si haces algo que tenga que ver con sus intereses o gustos, seguro que la conexión sucede sin nada más.

Es lo mismo que sucede cuando estás en una fiesta y alguien está encargado de poner música. Si al poner una canción… supongamos de Queen… los participantes en la fiesta se recluyen y dejan de bailar, entonces el DJ (si es perceptivo y le gusta lo que hace) lo percibirá e intentará cambiar el rumbo de la musicalización.
Esto es algo permanente en la relación entre los seres humanos. ¿Nunca te ha pasado de lamentarte por una conversación donde la otra persona “no escucha lo que yo le digo”? Bueno, o decir “es como hablarle a una pared”… En el caso de la interacción con desconocidos (el público) es lo mismo. Hay algunos detalles sutiles, o comentarios improvisados, que pueden ayudarte a percibir lo que puede ser más atractivo y del interés del interlocutor. No hace falta preguntar “qué aspectos de la vida te interesan?” Incluso los mismos trucos introductorios pueden servir de testeo para esto y permitirte una conexión in crescendo con “el otro”.

Si haces magia en restaurantes, le preguntas a un comensal a qué se dedica y te responde “soy contador” o “soy matemático”, tratarás de realizar algún efecto que tenga que ver con las matemáticas ¿no es cierto? O si una mujer tiene el tatuaje de una mariposa a la vista ¿le harías una rutina de sacar monedas de su oreja? ¿No buscarías un efecto de mariposas o de dibujos?

Si no haces esto corres el riesgo de convertir a la magia en un juego de chicos en vez de tomarla como un arte. La magia no es una sucesión de golpes de efecto, aunque algunos lo tomen así. Tenemos que tratar de que la magia sea tan completa como podamos y que signifique algo para nuestra audiencia; para involucrarlos emocionalmente tanto como visual y mentalmente. Haciendo esto lograremos trascender una actuación típica y promover un inolvidable recuerdo.

Y para lograr esto yo creo que la clave es aprender la realización de cada uno de los efectos al punto de poder focalizar casi toda tu atención en la audiencia y que tu práctica haga conciente de que la interacción tiene que ser cada vez más natural o casi improvisada. Es como en cualquier arte, nunca puedes predefinir cuál va a ser tu público pero con conocimiento, práctica y experiencia puedes elegir rápidamente qué es más atractivo o adecuado para cada momento único que se te presenta.

Saludos a todos!

Comments

comments

Comments

comments

2 Comments

  1. Ella

    7 julio, 2007 at 7:54 am

    “Si haces magia en restaurantes, le preguntas a un comensal a qué se dedica y te responde “soy contador” o “soy matemático”, tratarás de realizar algún efecto que tenga que ver con las matemáticas ¿no es cierto?”

    pues yo no lo haria, ya que normalmente la gente no va sola a los restorantes, hay que tener en cuenta al resto de personas de la mesa :D

    De todas formas, aqui entonces estamos hablando de los criterios que llevan a elegir un juego para que este tenga significado en una persona.
    aunque tambien el mismo juego presentado de diferente forma puede llegar a cobrarlo, o no…

    “Tenemos que tratar de que la magia sea tan completa como podamos y que signifique algo para nuestra audiencia; para involucrarlos emocionalmente tanto como visual y mentalmente. Haciendo esto lograremos trascender una actuación típica y promover un inolvidable recuerdo.”

    en este punto entonces entramos en “el drama” (dentro de la presentacion dramatica y tecnica), el drama del juego creado por la involucracion del espectador en el mismo, ya sea por tercera o incluso primera persona, de esta forma el juego cobra un significado.

    “No esta en lo que se hace, si no en como se hace y no es lo que se dice, sino el como se dice”. (Rene Lavant)

    y como elijo ese “como”?
    supongo que primeramente de forma teorica (la presentacion tecnica).
    despues de probarlo y ver que da resultado.
    en el caso de magia de cerca, tras aprender de las reacciones reales de las personas, y hacer un estudio en el ambito de trabajo, e incluso momentos previos a realizar el acto, una especie de ojo clinico, por el que se analiza a una persona con solamente verla y cruzar unas palabras (siguiendo el ejemplo de magia en restorante).
    esto nos lleva a la eleccion del juego idoneo, asi como tambien la realizacion de una u otra forma de la presentacion dramatica para encaminar al espectador al sentimiento que deseamos evocar en el.

  2. Ella

    6 julio, 2007 at 10:48 pm

    en “magia y presentacion” de H. Nelms hay un tema muy interesante: EL SIGNIFICADO.
    los juegos de magia han de tener un significado para el espectador, ha de sentirse involucrado con el.
    de ahi que triunfen tanto los juegos con anillos, dinero prestado… lo mismo con las firmas: la carta elegida y firmada por el, es suya!
    el espectador muestra interes por el juego de magia cuando previamente se hace una introduccion, ha de estar dispuesto a ver magia. de ahi que siempre se aconseje que se haga magia a los amigos (a la gente aficionada) cuando estos se lo piden, y no uno ofrecerse. Y no siempre tiene que ser el momento idoneo para realizarla
    esto es lo que ha pasado con el niño del sudoku, no queria ver magia, queria jugar con su sudoku.
    estas viendo el futbol, se te acerca una tia buena y te hace insinuaciones, que pasa??: nada, se sigue viendo el futbol. pues igual en la magia :D

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>