SER MAGO II (Primera parte)

By  |  18 Comments

(Nota: Este segundo ensayo acerca de “Ser Mago” es bastante largo y tiene una densidad de ideas importante, por lo tanto lo hemos dividido para invitar a una reflexión más amplia y enfocada en los diferentes puntos que se tocan a lo largo del mismo. Esta nota es la primera de dos, la segunda la pueden leer pinchando aquí.)

jansenson.jpg

POR NORBERTO JANSENSON

Antes de comenzar:

Hay mucha gente a la que no le gusta lo que escribo. Acerca de eso quiero decir dos cosas:

1) me parece bien

2) esa es la idea.
Hace algún tiempo, lo que yo era le gustaba a casi todo el mundo. Y entonces me di cuenta que eso no estaba tan bien para mí. Los híbridos no producen mucho más que indiferencia, y a nadie le molesta algo que le es indiferente, ¿no?. Entonces entendí (después de trabajar muy duro conmigo) que si soy más fiel a mí y a cómo soy voy a gustarle a menos gente cada vez. Pero voy a sentirme mejor con respecto a mí mismo. Ser todo lo uno que uno puede ser es muy arriesgado y casi nadie se anima (da muchísimo miedo), pero cuando sucede se siente maravillosamente.

Así que no está nada mal que haya a quienes no les resulte interesante ni agradable ni valioso lo que digo. Para todos ellos la solución es sencilla (les tiro un centro porque este ensayo tiene varias partes): si está firmado Norberto Jansenson, se puede pasar de largo sin prestarle atención. Santo remedio. Enojarse no conduce a ningún lado, y hace daño a la salud.

Antes de comenzar 2:

Hace más de un par de años que me di cuenta que si tengo intenciones de hacer la carta en la billetera con un empalme, dicho empalme tiene que ser excelente (y no digo perfecto, que es la palabra que siento que corresponde, porque sé que me estaría metiendo en un lío grande).

Ensayé durante años varios empalmes diferentes, de bottom, de top, del centro de la baraja. Con una mano y con las dos. Años. Hasta que elige uno para mi rutina de la carta a la billetera, y lo perfeccioné.
Y entonces me di cuenta que estaba excelente, según mis estándares de excelencia (ay, ay, ay). Y también me di cuenta más tarde que mis estándares de excelencia estaban equivocados.

No sólo me faltaban años para encontrar un estándar que verdaderamente estuviera a la altura internacional en lo que a excelencia se refiere, sino que además me faltaba entrar en un mundo totalmente diferente y nuevo de estándares de aprendizaje y disciplina.

Puse mi dinero, mis documentos y mis tarjetas en mi increíble Garnier Wallet traída especialmente de Canadá, después de haber comprado y estudiado más de quince billeteras del mercado mundial (billeteras de Brasil, USA, Canadá, Inglaterra, Alemania, Francia, y creo que Bélgica también) y comencé a usarla como mi billetera de todos los días (porque de verdad estoy convencido que la billetera en la que aparece la carta tiene que ser la de uno de verdad, porque se nota a la legua que lo es o que no lo es, y esto afecta directamente al impacto de la rutina) hasta el día de hoy, y abandoné la loca idea de hacer la carta en la billetera hasta el momento en que realmente estuvieran excelentes mi empalme y mi rutina.

Juan y otra gente que sabe de magia me dijeron que mi empalme está excelente, y que estoy loco si no lo presento ante el público, pero con todo el respeto y el amor que me merecen, mis estándares de calidad son diferentes a los suyos.

Al mismo tiempo que el empalme lucha por ponerse en condiciones, continúo intentando encontrar la manera de quemar una carta rápidamente a la vista del público, sin cambiarla ni envolverla ni esconderla ni ocultarla. Así, en un instante, le prendo fuego, se ve un fogonazo, y la carta desapareció.

Recién entonces, luego de ensayar, perfeccionar, filmar, pulir, y corregir, creo que mi rutina de la carta a la billetera va a ser excelente. Va a tener una técnica y un concepto perfectos, un desarrollo simple y concreto, una historia emotiva e interesante, y un impacto tremendo. Me falta mucho trabajo para entonces. Me falta aprender muchas cosas. Tengo que buscar más intenso y más profundo dentro y fuera de mí, limpiarme y pulirme más y mejor. Y recién entonces, sí todo sale bien.

Espero vivir para verlo, y para hacerlo.

Hiper profesional

Esto es lo que significa Hiper Profesional. Y muchas otras cosas más.

Quizás no pueda hacer suficiente hincapié acerca de la importancia fundamental que tiene ser profesional en todo.

En la sonrisa, en el saludo de mano, o en el beso.

En la forma de hablar con la gente, en la forma de hacer pasar a un espectador para ayudar en un efecto, en la forma de tratarlo durante (que he visto con horror los descuidos, malos tratos, y hasta la falta de respeto que les han prodigado a los espectadores algunos de nuestros “colegas”). Me ha dado muchísima vergüenza y muchísima bronca, que con lo mal que está la magia y con lo que cuesta construir una reputación, todavía tengo que encontrarme cara a cara con un mago que maltrata al público (pretendiendo hacer humor o ser simpático) por negligencia y falta de preparación.

Es indispensable tener un cuidado infinito, ya que cualquier situación, por pequeña que sea, puede ser malinterpretada, lo que no es nada beneficioso para el artista. Ni hablar si la situación no necesita ser malinterpretada para que produzca malestar en un espectador. No se puede tratar al público de cualquier forma. Debemos tener mucho cuidado. El mago no es Dios, y no puede tratar con soberbia a la gente. Al público no le agrada que un “artista” que ni siquiera conoce profundamente el idioma, lo maltrate, en cualquier forma que el maltrato pueda tomar.

No es sencillo ser profesional en todo. Ni hablar si uno no quiere serlo. Cuesta muchísimo tiempo, energía, trabajo y dinero. Es necesario salir a la calle y pasar días observando cómo se comporta la gente, incluso nuestros amigos, familiares y compañeros de trabajo en los lugares que frecuentamos comúnmente. Existen libros que hablan sobre el comportamiento social. Hay cursos, seminarios y talleres en los que se trabaja con los modos y el comportamiento.

Se puede pulir nuestra persona. Cuesta caro en todo sentido, pero los resultados son maravillosos, y valen la pena.

(Esta es la primera parte de este segundo ensayo acerca de Ser Mago. Pueden leer la segunda parte pinchando aquí. Nuevamente agradecemos a Jansenson por permitirnos publicar tan interesante material y Nano habernoslo enviado)

Comments

comments

Comments

comments

18 Comments

  1. bonifacio

    4 febrero, 2012 at 4:19 am

    me gusta aprender no se donde puedo estudiar o abria algo mas importante k aprender algo k me gusta

  2. lucifago

    8 enero, 2011 at 4:32 pm

    yo puedo enseñarles como ser nigromantes qe es mucho mejor que ser un simple mago que ni magia de verdad hace solo digan YO los que quieren cerlo estare esperando su respuesta

    ATT: lucifago rofacale

  3. manu

    10 diciembre, 2010 at 1:54 am

    para mi ser mago esta buenismo pero no tube tiempo de leer todo porque aca en argentina son las 21:54 entonces pase a dar y ver este y otros comentarios jajja chau¡¡

  4. siempreyo

    2 septiembre, 2010 at 7:02 pm

    Hola con eso lo digo todo

  5. yonaiker

    28 julio, 2010 at 6:07 pm

    es lo mejor yo lo quiero aprender pero solo tengo 13 años yo se que eso no inporta pero no se quien me pueda enseñar ser mago es lo mejor de la vidad i por eso yo quiero aprender para monstraselo a la gente i que todos me vean desapareciendo o apareciendo gracias

  6. grechel

    12 diciembre, 2009 at 5:27 pm

    aprender magia es divertido por que puedes aserle bromas al que sea aunque sea tu mejor amigo o amiga y si te cai mal mayor razon

  7. kjukk

    7 noviembre, 2009 at 12:43 pm

    ola mis padres me dicen hermione porque tengo su pelo = al de ella

  8. oswaldo

    13 septiembre, 2009 at 2:58 pm

    Importantes ideas que debe tener encuenta todo aquel que quiere ser mago.
    Y es muy cierto, no es fasil llegar a ser un profesional.
    Es nesesario leer, practicar, aprender y lo mas importante la disiplina para conseguir nuestros logros.
    Saludos
    Oswaldo

  9. rOsA gUiDa

    30 abril, 2009 at 4:01 pm

    a sido mui divertido

  10. maximilos

    7 mayo, 2008 at 7:57 pm

    hola soy maximililos me gus ta la magia qui ero a pende una pergunta
    sotienes miA CORAZON ERES MITA MAGO

  11. Pingback: Aprender magia: Ser Mago, un ensayo de Norberto Jansenson

  12. Pingback: Aprender magia: consejos para ser un mejor mago.

  13. MBC

    15 octubre, 2007 at 6:04 pm

    Aunque a ciertas personas les resulte una postura exigente y díficil debemos actuar constamente como seres críticos.
    Aprender a mirarse a uno mismo , criticarse constantemente para intentar lograr la exelencia es indispensable ; a su vez para evitar caer en errores , simplismos , facilidades e incoherencias .

    Como siempre … muy acertadas tus palabras

    Besos
    MBC

  14. Pingback: Magia y premios!

  15. Yo extranjero

    12 octubre, 2007 at 5:28 pm

    Felicidades por el blog y por lo de “La Voz”, Gracias! ;-)

  16. NANO EL MAGO ELECTRICO

    12 octubre, 2007 at 1:57 pm

    hay un cierto acostumbramiento por parte nuestra, a vernos a nosotros mismos hacer magia, y a veces vemos o creemos que nos sale bien, y el espejo no canta ciertos errores, pero si uno se pone a autoanalizarse minuciosamente se da cuenta que está lleno de vicios, malas posiciones, malos movimientos y todo eso requiere ser pulido, pero hay que ser muy observador con uno mismo, tal como dice Norberto. Y no dejarse engañar por un “si me sale bien…” es un conformismo muy cómodo, y nuestros espectadores dirán que está perfecto pero si nos observamos bien nos damos cuenta que no es así.
    Tengo un pulgar mas corto que el otro por un accidente y me dificulta hacer un salto, después de miles de intentos terminé haciéndolo inverso, de abajo a arriba y aaaallllgo me sale. Parecía estar todo bien, pero un día me presté atención y me di cuenta que era un desastre, que necesitaba que al lado mio pasara un caza bombardero tirando misiles para poder hacer el salto sin que lo vieran. Sigo perfeccionándolo aunque estoy muy lejos de lograr algo decente, la gente no lo nota pero se puede superar mucho. A veces me doy cuenta que estoy inspirado y hay días que me sale mejor, y lo noto porque me auto asombro, pero no logro naturalidad todavía, necesito buscar ángulos y mejorarlo.
    Creo que eso es a lo que apunta Jansenson. Yo no aspiro (aun) a profesionalizarme, pero si me tocara serlo no quiero arrancar de cero y creo que ya puedo empezar a pulirme.

  17. Valentic

    12 octubre, 2007 at 11:51 am

    Diooos totalmente de acuerdo, me encanta este artículo, debemos guiarnos realmente por nuestra vocación y lo que nos diga nuestro corazón de nuestros juegos y números.

    “Y qué si quiero sorprender al mundo, pues es la ilusión por la que vivo..y con la que disfruto..”

  18. Cortés

    12 octubre, 2007 at 12:36 am

    Que decir…excelente!!! 100% de acuerdo!!!

    Existen infinidad de juegos que nuestros cercanos nos dicen que los hacemos geniales, pero si nosotros no lo sentimos así…a seguir perfeccionándolo, cuando consigamos hacer ese juego NUESTRO es cuando mejor nos va a salir.

    Un saludo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.