Cómo ganar una guerra haciendo magia

By  |  2 Comments

Maskelyne, mago de guerraJasper Maskelyne fue la séptima generación de magos famosos de su familia. Es recordado por sumarse a la lucha en la Segunda Guerra Mundial y el uso de sus habilidades mágicas para ayudar a derrotar Rommell y la maquinaria de guerra nazi. Sus ilusiones visuales asombrosos y trucos engañaron al poderoso ejército alemán…

Puerto escondido

Maskelyne era muy inteligente en el uso de camuflaje y el engaño. Encontró una manera de ocultar por completo el puerto de Alejandría en el norte de África – un objetivo estratégico para los bombarderos de la Luftwaffe.

Utilizando barro, lona y cartón construyó una réplica del puerto pero la llevó a una bahía similar no utilizada que estaba separada por pocos km. Cuando llegó la noche de los bombardeos, las luces del puerto real se apagaron, la falsas lograron una replica perfecta jugando con tecnicas de luces y sombras. Los aviones desde lo alto no pudieron detectar la diferencia y cayeron bajo un exquisito movimiento de “misdirection”.

Para completar la ilusión, llenó de escombros y restos de equipamentos esparcidos por todo el lugar. Como en un teatro, trozos de material fueron hechos para parecer edificios destrozados y las grietas fueron pintadas en los techos de los edificios, incluso la torre de agua para que parezca que el daño fue grande. Al día siguiente, durante el día cuando los aviones de vigilancia enemigos se acercaron, tomaron fotografías de las ruinas de la ciudad y el puerto.

El mejor momento Maskelyne

Su mejor momento llega en una operación que fue denominada como “pie ligero” fue una batalla decisiva ya que estaba bajo disputa el territorio de la zona. La ofensiva comienza. Los altos mandos deciden comenzar por el Norte. Sin embargo el plan de Maskelyne era hacer ver que el ataque se realizaba por otro lado, es decir, había que hacerles pensar a los alemanes un ejército atacando por el sur.

Para ello se instalaron maquetas de todo tipo: tanques, cañones, aviones, hombres, cascos de acero incluso un falso oleoducto hecho con latas de combustible. El truco funcionó tan bien, que la mayor parte de las fuerzas alemanas fueron ubicadas en el sur para frenar al “falso” ejercito.

Para aumentar aun el engaño, auténticos tanques circulaban por la región, estos, posteriormente, serían llevados al norte con un mecanismo de camuflaje, cubiertos con unas corazas que les darían la impresión de ser simples camiones. Lograron hacer un intercambio de tropas que pasó totalmente desapercibido para los enemigos quienes veían en las maquetas el verdadero peligro. Comenzado el verdadero ataque por el norte cuando Rommel quiso mandar sus tropas hacia esa zona ya era tarde ya que el ejercito británico había atravesado sus líneas.

Rommel se preparaban para un ataque desde el sur y el ataque por sorpresa del Norte fue una gran victoria para los aliados.

Años antes en Inglaterra, a comienzos de la guerra, la nación no estaba preparada para la batalla, poseia pocas armas comparado al poderoso ejercito alemán. Para compensar esto, Maskelyne creó depósitos de maniquíes y modelos de hombres para engañar a los aviones espías que sobrevolaban. Parecía un enorme ejército que estaba listo para defender a Inglaterra en el sur.

A pesar de sus notables hazañas durante la guerra, su magia repentinamente pasó de moda después ella y Maskelyne se trasladó a Kenia para ser un agricultor. Murió allí, a los 71 años.

Comments

comments

Comments

comments

2 Comments

  1. Juanma Barranquero

    16 enero, 2012 at 2:12 am

    Una visión más crítica de las supuestas actividades bélicas de Maskelyne:

    http://www.maskelynemagic.com/home.html

Leave a Reply

Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>