Los peligros del sentido común

By  |  3 Comments

El mentalismo no es lo mío, pero igual siempre me atrajo… Es así que dí con este artículo de Online Visions que me pareció más que interesante, lo traduje para que esté al alcance de todos, espero que lo disfruten.

Siempre se dice que lo que realmente separa las aguas y convierte a un show de mentalismo en algo único es su presentación y estoy de acuerdo. Una presentación efectiva convence al espectador a ver las cosas a tu manera aunque piense de otra forma. Ya sea que quieras convencer al espectador de que tienes habilidades paranormales o que estás usando técnicas psicológicas avanzadas para influenciar al espectador y leer su mente, todo lo que digas o hagas necesita poder cumplir la función de lograr que la ilusión real en la audiencia.

Todos partimos del mismo modelo básico del cerebro humano. Para darle un mejor nombre, llamémosle “Cerebro de Homo Sapiens” (CHS) en su versión 1.0.
Este órgano impresionante de un 1 kilo es por lejos la cosa más compleja del universo conocido y no estoy exagerando. Su diseño es avanzado, estable y confiable. Nuestros cerebros son increíblemente más complejos y avanzados que la de otros animales. Si bien el límite de lo que otros animales pueden captar del cosmos es desconocida, al parecer nosotros no tenemos ese límite. Desde que nacemos no paramos de desarrollar nuestros cerebros. Tu perro puede ser listo, pero hay un límite cierto para sus habilidades. Tus hijos en cambio, siempre se mantendrán creciendo y desarrollando.

Nuestro CHS nos permite encontrar mucho significado en pequeños pedazos de información. Mientras crecemos, nos permite convertirnos en seres cada vez más hábiles y llegar a conclusiones cada vez más inteligentes. Ese mecanismo que nos permite juzgar y crear un pensamiento avanzado a partir de un pequeño trozo de información es lo que llamamos “sentido común”. el problema es que este sentido común no es siempre la manera más apropiada de ver el mundo.

La vida modera es frecuentemente tan compleja e interconectada que descartar lso preconceptos y pensar en una situación por medio de la lógica es, en muchos casos, la mejor acción. Si bien el sentido común es la vía más simple y transitada, deberíamos ser más cuidadosos. En su libro “Tu cerebro y su manual perdido” Matthew McDonald dice del sentido común “El cerebro es un experto en el sentido común, que es un conjunto de conocimientos que todos manejan y creen cierto ya que nadie quiere repensarlo. El sentido común tiene un rostro gentil y simple pero un trasfondo oscuro. El lado bueno es la rapidez y la sencillez… El lado oscuro es su lógica. En situaciones complejas, el sentido común es generalmente reducido a estupidez y pensamiento rápido”.

Muchos de los principios psicológicos que podemos usar para influenciar al espectador requieren explorar las presunciones realizadas por el cerebro cuando está pensando con su sentido común. Con suerte, el cerebro piensa por medio del sentido común la mayor parte del tiempo ya sea que lo creamos o no. Los errores de este método de resolución de problemas puede distanciar a la persona de lo que realmente está pasando creando ilusiones.

Por ejemplo, un extraño grita “Perdón!” en una calle atestada de gente y todos girarán a verlo pensando que se refieren a ellos, en ese caso se cae en un error común que se denomina “falacia de validación personal”

Para algunas personas es muy difícil ignorar el grito, incluso cuando las posibilidades que esa persona sea el objetivo sean pequeñas, no tiene nada que ver con el ego, de hecho, ignorar el grito crearía angustia en muchas personas. Incluso muchos se volverán al escuchar el grito y se verán preocupados como si hubiesen cometido algún error, es el mismo principio de la falacia de validación personal y desde donde la lectura fría obtiene su poder de convencer.

El sentido común toma esa llamada no dirigida y la torna en una representación interna que tiene completo sentido en un instante. Cualquiera sea el sentido que toma ese grito en las personas, los direcciona a dirigir su atención hasta cersiorarse que no es el objeto del llamado, ahora la pregunta es ¿Cómo puedes lograr explotar esa patología para lograr que un espectador actúe de una manera determinada?

Otro error del sentido común que nos da mucho poder es la ilusión de control que tiende a influenciar la conducta de las personas de maneras que desafían la lógica pero a la vez parecen perfectamente racional. Presta atención la próxima vez que juegues con alguien a algún juego que requiera el uso de dados… Si una persona por algún motivo necesita un número en particular o alto para ganar, verás que sacudirá a los dados por más tiempo de lo normal, esa es la ilusión en acción. En la magia y el mentalismo se puede explotar este principio para controlar la conducta de las personas en efectos que en sí no hacen nada. La ilusión ayudará a que supongan que tienen el control y que puedan de alguna forma influenciar la resolución. Siempre me pregunté porqué las personas descartan a los mecanismos automáticos cuando existe la ilusión de control para mejorar su presentación, incluso al punto de verlo como realidad.

Estos son sólo dos ejemplos de cómo el sentido común puede ser usado para dirigir deliberadamente a los espectadores a creencias y conductas erróneas. La facilidad en la que incurrimos en estos errores junto a su aparente invisibilidad logra que que el sentido común sea el mejor amigo del mentalista después de un buen libro, y su propio CHS claro.

Jon Thompson

Comments

comments

Comments

comments

3 Comments

  1. Nevalkar

    27 febrero, 2009 at 8:55 am

  2. Nevalkar

    27 febrero, 2009 at 8:53 am

    :) jeje

  3. Nevalkar

    27 febrero, 2009 at 8:38 am

    Muy bueno>/b> el artículo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>