La magia como un Arte Marcial

By  |  3 Comments

Traducido y publicado con autorización de Jerle Leirpoll, tomado de su sitio oficial donde tiene una interesante serie de artículos y ensayos.

Ganará quien sepa cuándo pelear y cuándo no pelear
Sun Tzu – El arte de la guerra (400 a.c.)

Unos años atrás, mientras leía un libro sobre Aikido, “La magia del conflicto” de Thomas F. Crum, me impresionó cuántas similitudes hay entre las artes marciales y la magia. Cuando leía sobre cómo dirigir la energía del oponente, parecía casi como si estuviera leyendo un manual de misdirection! Poco después, encontré a Stanley A. Skrabut, un antiguo maestro y practicante de las artes marciales, en Fort Collins, Colorado. Después de mi conferencia sobre mi “Pocket Power” tuvimos una conversación muy interesante en la cena sobre la magia y las artes marciales, y las cosas que tienen en común. Muchas de las ideas que están en este capítulo nacieron durante esa cena. Otras ideas provinieron de Morten Josephson, un mago practicante de artes marciales noruego, sin ayuda de quien este capítulo nunca hubiera sido escrito.
En el proceso de escritura, tuve algunos flashbacks placenteros de la conferencia de David Williamson en la convención del FISM de 1997, en Dresden, donde se refirió a los espectadores como “el enemigo” y describió sus métodos para “destruirlos totalmente”. Pero me estoy desviando…

El ataque

El Aikido es una forma de Arte Marcial. La palabra “Aikido” está compuesta por tres caracteres japoneses: AI (armonía), KI (espíritu, mente o energía universal), DO (el camino). Por lo tanto Aikido es el Camino de la Armonía con Energía Universal. Uno de los puntos clave del Aikido es redirigir la energía del oponente en vez de tratar de frenarlo. Si lo frenas, tendrás que absorber su energía. Pero, si te rindes a su energía, continuará alrededor de tu cuerpo y no podrá hacerte ningún daño.

Si tu enemigo te lanza un golpe, no deberías tratar de bloquear su ataque. Eso te lastimaría! En cambio, deberías tratar de dirigir su energía hacia tu cuerpo, y su ataque perdería su poder. Mr. Skrabut me dio una muy buena lección de esto: “empújame”, dijo, y entonces yo lo empujé con bastante fuerza. El rotó, resultando que me pasé de largo, me desestabilicé y casi caí porque no encontré la resistencia que anticipé. El dirigió mi energía por fuera y alrededor de él.

Es casi imposible herir a una persona que no va al encuentro de tu ataque con fuerza! A la vez, si tu oponente no usa la fuerza, es casi imposible derrotarlo y cuanta más energía hay en su ataque, más duro caerá. El Aikido, para ser un método efectivo de autodefensa, depende totalmente de un ataque fuerte.
¿Puede decirse lo mismo de la Magia? Si el espectador no está muy comprometido con el efecto mágico, podría no caer bajo las técnicas de persuasión del mago. Pero si está involucrado, o si es provocado, hay mayor chance de que sea engañado. Slydini y Ramsey usaban efectos que provocaban al espectador a “atrapar” al mago. Slydini desafiaba a los espectadores y hacía que ellos intentaran mucho descubrir el secreto, y redirigía su energía hacia una conclusión, que más tarde él refutaría.

Muchos magos acordarán con la Ley Nro. 2 de Darwin Ortiz, de la Magia Dura: “No hay lugar para el desafío en la magia profesional”. Pero hay algunos que lo usan con gran éxito. “Card under drink” de Doc Eason, “Coin under glass” de Al Goshman, y “Challange ambitious card” de David Williamson son sólo algunos ejemplos. Estos magos provocan un ataque de su audiencia que es de naturaleza positiva. Redirigen la energía del ataque y hacen que los atacantes “caigan” como resultado de su propia fuerza. Todo según la máxima de Nate Leipzig: “Ninguna mente engañada por un caballero”. Pero por favor, tengan en mente que no tienen que hacer magia desafiante para usar los principios del Aikido. Esto es sólo para facilitar la comprensión del principio. Cuanto más puedas mantener a los espectadores interesados en tu magia, más capaz serás de redirigir su energía donde quieras.

Balance

La clave para un buen Aikido es redireccionar la energía y desbalancear al oponente. Cuando Mr. Skrabut se rindió ante mi ataque al empujarlo en Fort Collins, yo perdí mi equilibrio y casi me caí para adelante antes de recuperarlo. En una pelea real, un maestro de Aikido nunca dejará que recuperes tu equilibrio. Te desbalanceará y te dejará caer. Un ejemplo: el maestro de Aikido te empuja en la espalda y para evitar caer, tú te vas hacia atrás. Entonces él rápidamente empujará tu pecho y caerás de espaldas. La razón por la que caes es que pones toda tu energía en evitar caer hacia delante. El maestro de Aikido usa tu propia energía contra ti!

Hay una situación similar en la magia: haces desaparecer una moneda, usando una falsa transferencia de derecha a izquierda. Entonces abres la mano izquierda y muestras que la moneda ha desaparecido. Tu espectador ahora está mentalmente desbalanceado y trata de recuperar su equilibrio mirando tu mano derecha, esperando encontrar la moneda allí. Entonces pasa una de dos:
– Tienes la moneda en tu mano derecha; el espectador lo descubre y recupera su balance. No hay magia…
– Has descartado la moneda en tu bolsillo oculto (Topit) o en cualquier otro lado, y muestras la otra mano vacía también; el espectador quedó totalmente sin balance y ha caído en tus técnicas de engaño. Magia!

Toda la batalla se basa en la decepción
Sun Tzu – El arte de la guerra

Nunca debes dejar que el espectador recupere su equilibrio. Este es también uno de los principios de la misdirection coreográfica (ver mi libro Pocket Power, o mi artículo en Magic Magazine, julio de 1997). Siempre tienes un lugar nuevo para que el espectador focalice y fuerzas su energía hacia allí utilizando movimientos coreografiados para dirigir sus ojos. Seguir atentamente lo que haces es determinación propia del espectador y esto lo lleva a mirar el lugar equivocado!
Juan Tamariz usa su “Teoría de Soluciones Falsas” para dirigir la mente del espectador de una solución hacia otra. Cuando el espectador piensa que tiene la solución, Tamariz demuestra que es equivocada. Demostrando que todas las diferentes soluciones que la audiencia plantea son erróneas, los deja sin respuestas lógicas. El espectador trata, continuamente, de recuperar el balance reconstruyendo la rutina, pero las muchas técnicas de desestabilización de Tamariz hacen esto imposible.

La defensa

Creo que es una regla general que si simplemente desvaneces algo, se transforma en una especie de desafío. Observemos la diferencia entre desvanecer y cambiar. Digamos que haces desaparecer una moneda. La audiencia tratará de imaginarse dónde fue a parar. En ellos hacer esto es natural pero, en efecto, también es un ataque sobre ti. Si ellos dicen “está en tu manga” y tú dices “no, no está”, has empezado una batalla verbal que seguro perderás, no importa cuán equivocadas sean sus conclusiones. Para evitar este tipo de desafío, debes tener algo más a donde dirigir su atención.

Una solución es hacer que la moneda aparezca en algún otro lugar rápidamente después de desvanecerse. Encuentra la moneda en tu zapato o bajo una taza de café, o bajo un salero como Goshman, y la atención de tus “enemigos” será redirigida efectivamente. Un buen ejemplo es “Pentium Move” de Eivind Lowig, de su libro “Stand-Up Coin Power”. El movimiento es casi demasiado bueno para ser cierto y engaña a la enorme mayoría de los magos.

Puedes hacerlo usando una camisa y puedes mostrar tus dos manos vacías. Pero si haces esto, dejas a tus espectadores con muy pocas opciones de dónde puede haber ido la moneda. Tan pocas que su intuición será casi cierta! Por lo tanto, aunque el movimiento sea muy bueno, poner lo que desapareció en tu camisa podría meterte en problemas. Ellos pensarán, automáticamente, “dónde fue la moneda?” y, pensando un poco, podrán adivinarlo.

Esto me ocurrió un par de veces antes de comprender qué es lo que pasaba. Eivind tuvo la misma experiencia. Entonces, ambos comenzamos a usar el Pentium Move para un cambio de moneda, en vez de un desvanecimiento, y funcionó de maravillas! Nadie nunca adivinó, o trató de adivinar dónde fue la moneda después de eso. Su energía, o su atención, se focalizaba en la nueva moneda que no estaba antes allí. Si una moneda de plata se transforma en una moneda de cobre, su atención estará en la nueva moneda de cobre, y olvidarán la de plata. Tenemos que dirigir su atención llevando su “energía” por fuera de nuestro débil “spot”. Magia al estilo de Aikido!

El Aikido es no-resistencia.
Como es no-resistencia, siempre es victorioso
Morihei Ueshiba (fundador del Aikido)

Redirigiendo el pensamiento

Ascanio ha pensado algo acerca de redirigir pensamientos, un equivalente a las técnicas de desequilibrio del Aikido. El dice que no puedes hacer que la gente NO piense en algo. Sólo puedes hacer que piense en algo. El nombre de Ascanio para esta técnica es Misdirection temática.
Ejemplo: si no quiero que pienses en dinero, y digo “no pienses en dinero”, pensarás en dinero. Entonces tengo que encontrar otra forma de redirigir tu pensamiento. Si digo “piensa en elefantes”, te harás una imagen mental de elefantes, y seguramente no pensarás en dinero! He redireccionado efectivamente tu tren de pensamientos!

Michael Ammar usa este principio en la presentación de su rutina “Let’s Hit the Bottle” (golpeemos la botella) de su video “Live at the Magic Castle”. Es una rutina de una moneda en una botella donde al espectador se le dan dos monedas (cobre y plata) y se le pregunta cuál de las dos piensa que no entrará en la botella. Mike pone la moneda de plata adentro y toma la botella para inspeccionarla, con la moneda adentro! Naturalmente, sabe que el espectador podrá tratar de sacar la moneda de la botella y entonces descubrirá el secreto. Aquí, Ammar muestra que es un practicante de artes marciales de alta calaña (hablando mágicamente, claro) y desequilibra los pensamientos del espectador.

Mientras le da la botella al espectador, dice “toma la moneda de cobre y trata de introducirla en la botella con la de plata”. Magistralmente redirige el pensamiento de tratar de sacar algo de la botella a tratar de poner algo adentro de ella!
Un problema común sucede cuando un espectador está mirando insistentemente tus manos mientras tratas de hacer un movimiento. La teoría clásica de la magia te dice que le hagas una pregunta así te mira a la cara. Cuando ha sido desviada su atención (misdirected) (o dirigida, como le gusta decir a Tommy Wonder) tú haces tu movimiento. El problema es que el espectador sabrá que ha sido desviado (misdirected). Wonder tiene un arma que llama Ricochet (Libros de Wonder, Vol.1). La idea es hacer una pregunta no al espectador que está mirando tus manos (A), sino a otro espectador (B), preferiblemente el menos sospechoso del grupo. Entonces, el espectador A querrá mirar al espectador B para anticipar su respuesta y tú podrás hacer tu movimiento. Altamente elegante uso de los principios del Aikido!

El Aikido es el camino que enseña cómo uno puede lidiar con varios enemigos. Los estudiantes deben entrenarse para estar alertas, no sólo al frente, sino a todos los flancos y también atrás.
Morihei Ueshiba

El estratagema de la muerte

Como expertos de artes marciales, para controlar la situación durante una pelea, tú mientes. Finges atacar con un cuchillo que tienes en tu mano izquierda. Tu oponente se enfocará en el cuchillo y ahí es cuando lo golpeas con tu mano derecha. Bueno, eso es exactamente lo que estamos haciendo cuando engañamos a la gente! Cuando fingimos que algo es importante mientras que en realidad no lo es, estamos, básicamente, mintiéndoles. Cuando les hacemos preguntas sobre el objeto inocente que tenemos en la mano izquierda, mientras que la mano derecha está haciendo el trabajo sucio, es lo mismo. Ellos focalizan el segmento equivocado y entonces “los golpeamos a muerte” inesperadamente.

Bruce Lee, el famoso rey de las artes marciales, comenzó un estilo de Kung-Fu llamado Jeet Kune-Do, basado en estratagemas porque, en su experiencia, darle al oponente un golpe directo o patearlo casi siempre era muy difícil. Lee aparentaría un golpe en las piernas enemigas y el oponente se prepararía para la patada en sus piernas. Entonces Lee le daría una trompada en su cabeza. Pura misdirection!

Otra forma de “mentir” es cambiar nuestra actitud. En algunas de mis rutinas alcanzo las cartas al espectador para que las mezcle, incluso si uso un “crimp” para controlar las cartas. Es de vital importancia que no examine las cartas de cerca, por lo tanto apenas le doy las cartas inmediatamente paso a otra cosa, como introducir un nuevo objetivo, fingiendo que la mezcla no es importante, y que no me interesan las cartas. El interés del espectador se dirige al nuevo objetivo, y no examina las cartas, incluso aunque tenga la opción.

John Ramsay era un maestro para esto. Hizo un montón de estrategias que fueron diseñadas para hacer creer a la gente que tenía monedas escondidas en las palmas, etc. Cuando la audiencia pensaba que él estaba escondiendo una moneda en la mano derecha, ellos se enfocaban en esa mano. Ramsay, entonces, hacía un sleight con su mano izquierda; más tarde mostraría la mano derecha vacía. Tal como Bruce Lee!

Un final feliz

Los buenos magos usan los principios del Aikido y los buenos ejecutores de artes marciales usan la misdirection! Grandes magos como Ascanio, Ortiz, Slydini, Ramsay, Wonder y Ammar son todos ellos muy adeptos a las técnicas de las artes marciales, pero han elegido pelear sus batallas en la arena del close-up.

La filosofía del Aikido te habla sobre “irradiar felicidad y buena onda a todos en la habitación”. Qué gran consejo. No contestes, ríndete si puedes! Si tú planificas tus rutinas para evitar confrontaciones y redirigir cuidadosamente la energía de los espectadores donde tú quieres, todos ustedes jugarán en el mismo equipo. Serán compañeros (no enemigos) y se divertirán juntos. Al final, todo se trata de los talentos de la gente, y las técnicas del Aikido los mejorarán enormemente.

Espero que puedas sacar tanto provecho de este conocimiento como yo pude. Esto hará que tus actuaciones de magia sean una experiencia mucho mejor para ti y para tus espectadores!

El Aikido no es sino una expresión del espíritu de amor hacia todo ser viviente.
Morihei Ueshiba

Comments

comments

Comments

comments

3 Comments

  1. maria

    1 septiembre, 2010 at 2:48 pm

    Hola, vivo en Argentina y hace mucho que quiero conseguir el libro “La magia del conflicto” de Thomas F. Crum, pero lamentablemente no logro conseguirlo en las librerias de aca, quisiera saber si usted sabe de algún sitio web para descargarlo, ya que si bien me gusta comprar cosas originales, ante esta imposibilidad debo buscarlo de esta manera. Desde ya muchas gracias, suerte!

  2. danny david

    10 febrero, 2009 at 8:23 pm

    mi comentario es, que con los metodos tradicionales de los orientales son milenarias y son efectivas en todos los ambitos de la vida. y es bueno estudiar y analisar los puntos del yin yang. hay ocaciones que lo empleo y no me doi cuenta .. solo se me ocurre y en determinada situacion lo uso. pero si seria nesesari analizar eso por qe las artes marciales lo emplean como arma de defensa y lo pulen selosamente
    sin qe nadie sepa lo qe bas hacer yy ni ela gente qe vea nuestra magia sadarian cuenta
    solo ay qe distraer la mente del espectador para qe tu emples otra maniobra secreta, asi funciona las tecnicas de combate. no solo la magia megusta , sino qe tambien practico artes marciales y megustan las filosofias orientales … y mi recomendacion para todos es qe lo contemplen como una opsion mas para nuestroi artes magicas… exitos colegas. todo se puede

  3. vsalberto

    15 mayo, 2007 at 7:04 am

    Un ensayo muy entretenido. Había practicado artes marciales que utilizan la fuerza del enemigo, pero nunca lo había realacionado con la magia. Un buen punto de vista a ser tenido en cuenta.

    Saludos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>