Pensamientos sobre Magia

By  |  0 Comments

Moss, miembro del foro de MagiaPotagia, hizo un aporte muy interesante con este escrito de Albert Gosham sobre la magia y lo quiero compartir con todos ustedes.

Aprenda bien unas pocas cosas. Esta vida no es lo suficientemente larga como para aprenderlo todo. Ocho o nueve cosas bien hechas, causan mucha mejor impresión que un ciento de efectos pobremente realizados. Ya sé que es un problema; todos queremos enseñar algo nuevo a nuestros camaradas cada semana, o en cada reunión. Comprarnos efectos nuevos buscando siempre el milagro perfecto “NO SE NECESITA PRACTICA”, dice el anuncio. “HÁGALO EN CINCO MINUTOS DESPUES DE COMPRARLO”. “EL MAYOR TRUCO DEL MUNDO” (??). Después, lo dejamos de lado sin volver a probarlos por segunda vez.

De alguna forma, el milagro de esta semana, termina en el mismo montón de aparatos polvorientos y sin usar, en la bodega o en el ático, esperando solamente el día en que, después de haber llegado a ese puerto final de todos los magos (no digo si el cielo o el infierno), algún comprador de magia usada venga a ver a nuestra pobre y desconsolada viuda. Él le dará unos pocos y despreciables “ánimos” y se llevará la acumulación de toda una vida para venderla, a precios reducidos, a las nuevas generaciones.

La práctica hace la perfección (o los malos hábitos). Usted puede practicar incorrectamente durante muchos años hasta que haga una cosa tan mal,que lo haga peor que cualquier otro en el mundo. Aprenda a practicar bien. Practicar mientras se ve la televisión resulta generalmente inútil. No son las horas de práctica las que cuentan, sino la clase de práctica que se haga. 15 ó 30 minutos de esfuerzo concentrado cada día, durante un mes, es mucho más que dos horas al día una vez por semana.

Decida de antemano lo que quiere aprender. Es sorprendente la cantidad de magos que practican durante horas sin un fin concreto, jugueteando con una baraja o con una moneda, sin idea determinada de lo que quieren conseguir.
Mantenga la sencillez. Evite la confusión y conserve el efecto sin complicaciones. La “Gran Magia” es sencilla en método y en efecto. Los juegos de cartas largos y complicados, en principio pensados generalmente para engañar a nuestros colegas magos, tienen tanto valor de entretenimiento como un brazo roto, y deben evitarse como la peste bubónica. Aunque usted sepa perfectamente lo que está sucediendo en un truco determinado, es importante que el espectador también lo sepa. Le puede perder haciéndole concentrarse excesivamente en dernasid4os pases. Mantenga la sencillez y no canse a su público.

No haga magia como un desafío. En el mundo de hoy, los espectadores con que se encontrará, habrán visto gran cantidad de pasatiempos de todas clases. Sea verdad o no, “ellos” piensan que saben mucho sobre todas las cosas… y a veces lo saben realmente. Por eso, al intentar que pasen por tontos, el desafiarles a que le “calen”, etc., solo conseguirá convertirles en sus enemigos… la peor condición que pueda existir entre actuante y público.
“divirtámonos todos” es el lema moderno. Y esta debe ser su finalidad, en su mente tanto como en sus actos. Se puede disimular la impresión de que le ha hecho hacer el “tonto” a un espectador, simplemente con su actitud o expresión facial. Tenga cuidado y diviértase usted mismo. Entonces todos se divertirán.

TIMING

En lo que se refiere al timing, a pesar de que es un concepto muy importante en la magia, nadie podrá enseñárselo realmente. Usted podrá observar a otros, como me está observando a mí en esta Conferencia, y cantar la idea general. pero esto es muy personal, y solamente usted puede aprender a aplicárselo a usted mismo.
Tempo es otra cosa. Debido a la incertidumbre, nerviosismo, excitación, y varios factores, los actuantes tiendan a ir demasiado deprisa, como en una carrera de cosas.

Pare OCASIONALMENTE durante el efecto, Nosotros sabemos lo que está sucediendo porque, después de todo, hemos visto o hecho este efecto cien o mil veces. ?ero para el espectador es la primera vez. Supongamos que desaparece una moneda. Pare, deje que el observador se da cuenta de lo que ha pasado. Es demasiado fácil seguir dejando a la victima perdida detrás, en algún sitio, en la mayor confusión.
La buena magia está hecha de varios elementos que dependen unos de otros:

1.— Manos.
2.- Ojos.
3.- Cuerpo.
4- Voz.
5.- Postura.
6.- Las palabras que se usan pueden “hacer” o estropear un efecto.

Durante muchos años, en Clubs y Convenciones mágicas he estado oyendo la misma exclamación: “No tengo tiempo de practicar”. personalmente, creo más honesto decir: “No deseo practicar”. En algún momento entre la mañana y la noche existe ese tiempo extra que se está desaprovechando. La mayoría de mi propia práctica la he adquirido y la sigo adquiriendo en ratos libres. Cuando estoy en el tren, autobús o en una sala de espera. Trate de practicar cuando tenga un viaje larga en automóvil. Pon ocho o diez monedas en el asiento de al lado. Para su seguridad, no trate de coger, mientras conduce, las monedas caídas.

Evite el uso de monedas de empalme en la magia de close-up ( monedas falsas vendidas por las casas de magia para producciones, etc.). La gente encontrará rara la moneda y atribuirá el efecto al uso de estas monedas. El dinero real resulta mejor, suena mejor, y es aceptado sin reservas. Finalmente, si las condiciones no son buenas, no haga nada. Eo trabaje bajo condiciones imposibles.

Es una batalla constante con usted mismo el mantenerse sin volverse “chapucero” al hacer una rutina con la que está.. muy familiarizado. Pero con el fin de ser realmente bueno, usted debe ganar esta batalla.
Al luchar con un truco que parece que no sale, intente hacerlo más rápido o más despacio, viendo de esta forma si el cambio de Tempo lo hace mas efectivo. Una vez que aprenda el Tempo y el Timing de un truco, puede usar estos fundamentos para otros trucos. Se va haciendo más fácil a medida que se aumenta el repertorio.

MIS PROBLEMAS PERSONALES.

Tuve que dejar de lado algunos de mis queridos malos hábitos antes de convertirme en un artista de éxito en magia de close-up.

Son muy importantes y merecen atención los siguientes puntos:

Ante todo, elegancia. Usted es un intruso cuando se acerca a una mesa para hacer magia de close-up, no debe haber en usted nada que ofenda o fastidie a los espectadores. Las manos y la uñas deben estar limpias, la camisa limpia y recién puesta, el traje planchado, el cabello bien peinado – se debe prestar atención a cada detalle. Bob Lewis tiene un chiste: “La camisa estaba demasiado sucia para llevarla y demasiado limpia para darla a lavar”. Ese era uno de mis problemas – odiaba quitarme una camisa que había llevado solamente unas pocas horas, con el fin de ponerme una recién lavada – y sin embargo así debe ser.

Después, me resultó difícil dejar algunas de mis “GRACIAS”, cosas como “No, la limpia”, cuando alguien alargaba su mano para tomar una moneda o una carta. o tenía muchas, todas malas, y muchos ofendidos cuando se trataba de público elegante. Aprendí a dejarlas completamente de lado, para hacer solamente el comentario que requería la situación. Me concentré en la magia; hice más magia y menos charla.
Encuentro que muchos magos cometen la equivocación de copiar la línea de conducta de otros individuos, chistes y “gags”, después de ver que ellos consiguen grandes risas. El problema es que la línea o chiste pueden no convenirle a usted – a pesar de todo lo maravilloso que pueda ser en otra persona. No intente adaptarse una cosa a no ser que sea verdaderamente buena para usted – a pesar de todo lo bueno que sea para l.

MI RUTINA.

Llegué a los trucos que uso después de muchos intentos y errores, y llegué a conseguir una rutina después de trabajar durante un tiempo suficiente como para darme cuenta de que cantidad de minutos era mejor para un buen resultado ante un público de restaurante. (Digo esto porque cada uno tendrá que encontrar por sí mismo la que resulta mejor para él).

Yo creo que seis juegos son el número ideal para hacer magia de close-up en una mesa.
Lleva aproximadamente treinta segundo establecer una corriente de simpatía y adaptarse a una mesa. En lo que a mí atañe, me conocen, ya que estoy anunciado en folletos de mesa, y en los anuncios del hotel o restaurante, y sin embargo, sigo siendo un intruso en fiestas privadas cuando me acerco a una mesa para intentar hacer mis trucos.

Llevo un taburete pequeño, me acerco a una mesa y lo primero que hago es sentarme. Después digo: “Me llamo Albert” (sonrisa). “Soy el mago del hotel”. “Permítanme que les haga un poco de magia”. Hago rodar una moneda entre los dedos para llamar su atención. Generalmente, ya he entrado en materia, la gente parece interesada, y empiezo con los juegos.
Muy de tarde en tarde, personas que están hablando de negocios o discutiendo, o que simplemente desean estar solos, rehusarán prestarme atención, parecer n enfadados o me indicarán de alguna forma que me marche. Me levanto inmediatamente, digo “Gracias”, “otra vez será” o alguna cosa por el estilo, y me voy.
Los espectadores levantan un muro invisible hasta que sus primeras palabras o efectos lo rompen. Con el fin de obtener los mejores resultados con los espectadores, esta es mi primera elección de juegos de close-up:

– Monedas a través de la mesa.
– Esponjas.
– Chink a Chink.
– Variante de la rutina con un bol de Don Alan.
– Vaso a través de la mesa.
– Cobre y plata.

Como variación, o segundas rutinas, empleo también, Plata Voladora, Rutina con una copa, Baraja nudista, La pila de monedas, Hang Ping Chien, Chop Cup, Baraja Devano, La carta en el monedero.

Comenta Aquí!

comments

Comenta Aquí!

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>