Jugando juegos mentales

By  |  3 Comments

MENTALISMO, EL ARTE DE LEER MENTES

Atrapar ladrones, calmar muchedumbres agresivas, ayudar al enfermo… Los magos pueden usar sus habilidades para solucionar varios problemas de la vida real.
Los magos son un grupo raro. Pasan muchas horas solitarias practicando frente al espejo, desapareciendo objetos pequeños, haciéndolos reaparecer en lugares inesperados, quemando y restaurando billetes, tirando cartas al aire o al techo; todo esto mientras se hablan a sí mismos y se ríen para practicar su rutina y la misdirection.

La mayoría de las veces, los magos usan sus habilidades para entretener en shows, fiestas y restaurantes. Ocasionalmente, son utilizados para ayudar a las compañías y organizaciones. Algunos magos entrenan a casinos y corporaciones en cómo detectar trampas y fraudes. Incluso testificando en una corte como testigos expertos. Otros actúan en teatros, trabajando con actores y directores para lograr efectos que parecen imposibles, como crear fantasmas o producir bolas de fuego en la mano de una persona.

Explotando

La magia combina la manipulación psicológica y la prestidigitación. Para quitar secretamente el reloj de un espectador, por ejemplo, necesitas dirigir su atención lejos de la muñeca donde tiene el reloj. Un espectador mirará donde el mago mire. Una vez que la atención del espectador es dirigida lejos del punto crucial, el mago puede quitar el reloj en uno a tres segundos, usando numerosos métodos.

Lo revelará solamente más tarde, cuando el espectador no puede darse cuenta de que el “robo” existió. Esto es conocido como la misdirection temporal. Los carteristas han usado estas poderosas herramientas por siglos a pesar del peligro, durante la Edad Media, de ser ejecutados al ser descubiertos. De hecho, muchos carteristas trabajaban durante la ejecución de sus colegas, explotando el interés inherente a la escena para robar con relativa facilidad.

Las habilidades de un mago pueden ser aplicadas en todo tipo de situaciones para propósitos virtuosos o criminales. El pasado abril David Copperfield y dos de sus asistentes fueron confrontados por ladrones armados mientras se retiraban de un show en West Palm Beach, Florida. Mientras sus dos compañeras femeninas entregaban sus pertenencias, Copperfield mostró sus bolsillos vacíos aunque en ellos tenía su billetera, pasaporte y un teléfono móvil. Llamó a esta técnica “carterismo inverso” y atribuyó esta respuesta bajo presión a su experiencia como showman y mago. Aunque burlar criminales es sólo uno de los usos de la magia.

En Estados Unidos un número de magos trabajó con terapeutas para ayudar a jóvenes que sufrían de la depresión, baja autoestima y abuso de sustancias, como también a víctimas de ataques y lesiones cerebrales.

Manos que curan

En 1982 David Copperfield invirtió de su propio dinero para crear el “Proyecto Mágico”, un programa de rehabilitación utilizado ahora en miles de hospitales alrededor del mundo y acreditado por la Asociación Terapéutica Ocupacional Norteamericana (American Occupational Therapy Association).

El “Poder curativo de la Magia” es otro exitoso proyecto norteamericano, creado por dos ilusionistas profesionales. Los magos visitan hospitales y les enseñan trucos a pacientes y terapeutas, explicando las técnicas involucradas, la psicología detrás del truco e ideas para presentarlo. Dependiendo del paciente, el fin de estos programas es mejorar las técnicas motoras y cognitivas, elevar la autoestima y combatir el aburrimiento. Con la práctica, los pacientes pueden realizar efectos que estimulan las partes activas de su cuerpo.

La magia y la medicina, una vez camaradas inseparables pero ahora extraños entre sí en el mundo occidental, se reúnen felizmente en el trabajo de estos magos terapéuticos.

Pueden haber, también, usos más inmediatos para la magia, como encontré en Africa del Norte. La imponente plaza Jemaa el Fnaa en Marrakech, Marruecos, zumba con actividad. Los locales comen y charlan en docenas de locales de comida, los escolares se sientan alrededor de grandes mesas, devorando caracoles marinados, encantadores de serpientes despliegan orgullosamente sus reptiles y contadores de cuentos cuentan historias a la gente que se congrega. Mientras admiro todo esto, un mono aparece de repente en mi hombro. El amistoso primate pertenece a un hombre local, vestido en sus ropas marruecas tradicionales, quien alienta a mi compañero y a mí a sacar fotos. Luego de unos clicks, el hombre pide una gigantesca suma de dinero.

Control de masas

Mis cordiales protestas encuentran sólo agresión e ira simulada. Mientras nos alejamos, él me sigue con renovado odio, propeliendo insultos. Después de fallidos intentos de negociar un precio razonable, saco un pañuelo de mi bolsillo, seco mi frente y lo desaparezco. Por pimera vez él se calla, se queda mirando mis manos vacías y cuchichea con sus amigos. El pañuelo reaparece. Ellos vitorean y nos dejan pasar.

¿Por qué en una era de efectos especiales y milagros científicos la magia todavía está viva? ¿Por qué mi amigo marroquí se relajó cuando vio el truco?

Los magos ofrecerán diferentes explicaciones. Mi punto de vista es que la magia, en las manos correctas, y realizada cerca del espectador, es una invitación a la maravilla, a viajar fuera de los confines ordinarios del intelecto.

Por un breve momento, el ansia del espectador se desvanece para hacer lugar al maravillamiento. El hombre marroquí, al ver desaparecer el pañuelo, perdió interés en mi dinero. Su mente estaba en otro lugar.

La magia puede recrear cosas sublimes en muchos adultos, remontarlos a su niñez. Por esta razón, la magia continuará venciendo.

Así que si compras un set mágico para Navidad no subestimes lo que yace en la caja. Tolera los primeros días, la necesidad de pedir atención, las performances fallidas y los murmullos curiosos que emergen de la habitación. En el futuro, ese mago torpe podría probar ser un aliado mucho más útil.

Daniel Sokol
El Dr. Daniel Sokol es un experto de Etica Médica de la Universidad de Keele, director de Etica Clínica Aplicada en el la Universidad Imperial de Londres y mago semi-profesional.

Fuente: BBC News

Comments

comments

Comments

comments

3 Comments

  1. mElOdyy

    27 enero, 2011 at 10:48 pm

    Gracias me ha ayudado mucho esta web a no petar vasos ni cristales y a controlarme. Ya se mover cosas sin tocarlas y estoy aprendiendo raiki.

  2. stella maris crkoñ

    24 abril, 2009 at 5:27 am

    me encantaria que alguien me enseñe kinesis y telequinesis…hago desaparecer mis cosas y harmo mucho comentario con mis problemas personales..alguien me dice que son duendes trabiesos o…brujas megas…ahahah…que alguien me ayude!…..un abrazo amigos web…..es como el ultimo clavo que me cierra la caja…chao

  3. Blaziken

    3 junio, 2008 at 1:53 am

    =P ta weno ta weno , siempre me ha atraido esto de la magia y las kinesis
    practico telekinesis , thermokinesis , pyrokinesis y todas las que pueda en el momento
    ejemplo : bañandome , en una piscina , en una fogata etc ;)
    Adios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>