Aproximación “esencialista” al estudio de un objeto – Parte 1

By  |  4 Comments

Leer a Javier Piñeiro es siempre un placer para la mente, como un paseo intelectual. Es métodico en el desarrollo y orden de las ideas expuestas (prueba de ello es su magnífica traducción de “Técnica Cartomágica Avanzada”), por lo que el acto de leer no supone, como ocurre muchas veces, una molestia para la reflexión.

El artículo que estáis a punto de leer es extrapolable a cualquier objeto (de ahí el título que lo encabeza), aunque se centre o gire en torno a los dados. Y de él se pueden extraer conclusiones de orden general válidas para plantearse creativamente el uso y abuso de otros objetos: por un lado los elementos esenciales del objeto y por el otro los posibles efectos susceptibles de realizarse con cada uno de esos elementos o cualidades. Las conclusiones que de todo ello se deriban deparan para el lector-mago inquieto no pocas sorpresas. ¡Pasen y vean…!

Gabriel Pareras

Uno de los temas tratados en el último Encuentro de La Barranca’2003 fue el de la magia con dados. Miguel A. Gea moderó el trabajo de unos cuantos que dedicamos los meses anteriores a trabajar sobre el tema. Recuerdo que una de las cuestiones que Gea nos sugirió como fuente de inspiración, en forma de pregunta, era: “¿Qué aportan los dados esencialmente a la magia?”. Es decir, qué hay en la magia con dados que sea específico de este objeto y no de otros; qué aportan a la magia los dados en cuanto que dados. Mi respuesta a la pregunta es este artículo, que he corregido y completado para la Circular. Tan solo dos puntualizaciones importantes:

– En un alarde de sinceridad, una confesión: no hago magia con dados (salvo escarceos muy infrecuentes). Esto resta validez a todo lo que yo pueda decir, que no estará avalado por la práctica. El tema de los dados es simplemente una excusa para proponer una manera de estudiar las posibilidades mágicas “esencialistas” de un objeto. Así es que, por favor, no busquéis una validez o eficacia inmediata en cuanto a la magia con dados.

– No intento hacer un juicio valorativo. Se trata de UNA forma de estudio de un objeto, no de LA forma de estudio. Es un enfoque complementario a otros seguramente más valiosos y, sobre todo, menos analíticos y racionales.

Dicho esto, el primer paso para afrontar un estudio “esencialista” de la magia con dados es saber qué es un dado, cuáles son sus elementos “esenciales” que no tienen otros objetos que –por lo tanto- no se llaman dados:

I. QUÉ HACE QUE UN DADO SEA DADO

Cuatro son los elementos que, a mi modo de ver, configuran la esencia de un dado y, por lo tanto, lo definen y diferencian frente a otro tipo de objetos similares. Sin ellos no hay dado. Tales son: la forma, las caras, el movimiento y el azar.

- 1. Forma: configura la imagen visual característica del dado. Ha de ser tal que:
– Posibilite el azar: a través de la opción múltiple. Dicha opción es por lo común séxtuple, aunque no necesariamente (cfr. dados de rol). Para garantizar la puridad del azar, la forma ha de ser regular (idéntica probabilidad para cada opción), lo que dota al dado de una perfección formal, matemática y estética inherentes.
– Posibilite el movimiento y el freno: de ello parece desprenderse la tridimensionalidad necesaria del dado –el movimiento característico del dado no es viable con tan solo dos caras (sería una carta, un cromo, una moneda…). Una vez asumidas la regularidad y la tridimensionalidad, y toda vez que el dado de una cara sería esférico o mágico y el de tres caras un objeto hipotéticamente imposible –al menos en la forma común poliédrica regular – podemos convenir en que la mínima expresión común de un dado quedaría constituida por cuatro caras (forma piramidal). A partir de ello, son tan solo cinco los poliedros regulares posibles: tetraedro, hexaedro o cubo, octaedro, dodecaedro e icosaedro, de 4, 6, 8, 12 y 20 caras, respectivamente:

Es evidente que caben múltiples variaciones, en el caso de prescindir de la regularidad del cuerpo (con la evidente pérdida de la perfección “azarosa”: unas caras tienen más posibilidades que otras).

La segunda la puedes leer aquí.

Comments

comments

Comments

comments

4 Comments

  1. Cortés

    24 octubre, 2008 at 1:28 pm

    Como siempre… Javi…un autentico crack!!

  2. laso

    15 mayo, 2007 at 6:23 am

    Tenemos una carencia de ensayos de este tipo en nuestra literatura mágica. Los pocos que hay, se mueven por pequeños círculos casi “clandestinamente”. Hace falta sacarlos a la luz, que se hagan públicos. Nos hacen mejores magos.

    Doy la razón a Rafa Ceballos, habría que abrir un debate sobre este artículo que da pie a otros muchos del mismo estilo.

    ¡Gracias por el ensayo javi!

  3. Rafa Ceballos

    15 mayo, 2007 at 6:22 am

    He disfrutado muchísimo leyendo tu artículo, con el único inconveniente que al comenzar no lo esperaba tan largo y lo he tenido que leer muy deprisa, por tener que hacer ahora otra cosa.
    Prometo imprimirlo y leerlo, rumiarlo, porque, me parece percibir, tiene muchas horas de dedicación de una cabeza inteligente, con buen caudal de conocimiento y bien pensante.
    No se extrae toda la filosofía que encierra, en una rápida lectura. Sirve, incluso, para crear algo de foro en el blog.
    Yo tampoco hago juegos con dados, como elemento fundamental, aunque sí los suelo usar como herramienta para convocar el azar y, desde luego sí me siento atraido por leer y conocer la magia con dados. Recuerdo el chasco que me llevé cuando compré por correspondencia el “Scarne on dice”, pensando que iba a ser un libro tipo “Expert dice technique”. No me arrepiento de haberlo adquirido y leido: aprendí sobre terminología, juegos, trampas, cálculo de probabilidades en las tiradas, etc. lo que nunca me podía imaginar.

    Enhorabuena por este artículo y gracias por haberme hecho pasar un buen rato. (Y lo que queda)

  4. Jose Castiñeiras Gonzalez

    15 mayo, 2007 at 6:21 am

    Simplemente, soberbio. Admirable es el estudio reaizado. Esto no hace más que revalorar el aprecio que tenía hacia ti.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>