Trucos de la profesión

By  |  2 Comments

”Y cómo %#@$ hizo eso?” Recuerdo estar preguntándome eso una noche mientras estaba sentado frente a la TV.

El mago David Blaine, mirando a la cámara, tiró rápidamente un mazo de cartas. Un poco antes había pedido a los televidentes que eligieran una. Unos segundos después, les decía confidencialmente (en la TV) la carta que habían elegido. Estaba absolutamente en lo cierto.

Bueno ese acto de magia. El enigmático arte seduce nuestros sentidos y perturba nuestra lógica. Algunos se lo creen tanto que piensan que es obra del demonio. Leer mentes, hacer desaparecer famosas estructuras ante los ojos de todos, levitar, estas son cosas que la mente no puede racionalizar.

Entonces, ¿qué es la magia?

“Todo se trata de ilusiones. No hay algo sobrenatural!”, insiste Anslem Roy, el principal ilusionista malayo y presidente de la sección malaya de la Sociedad Internacional de Magos. “Es más difícil crear una ilusión para un chico que para un adulto”, agrega, resaltando que los niños tienen menos prejuicios y precondicionamientos. “Entre otras cosas, hay mucha de psicología envuelta en la magia”.

En realidad hay varias categorías de magia. Siempre han habido entre nosotros presentaciones o acciones que la gente ha considerado mágicas, pero su énfasis en el entretenimiento puede situarse hacia el siglo XIX, cuando los shows comenzaron a realizarse por dinero.

“Hay magia negra y hay lo que llamamos magia blanca, es decir, la magia utilizada solamente para entretener”, dice Roy. “Nosotros, los magos, no usamos magia negra. Lo nuestro es puramente ciencia, con el uso de óptica, luces, sonido, sentidos y muchísima psicología. Tomamos ventaja del precondicionamiento que ha sido instalado en la gente a través de la vida cotidiana. Somos actores que usamos la magia como medio de entretenimiento para recuperar a ese niño maravillado que éramos cuando estábamos creciendo”.

“A veces si la gente no puede explicar un show o un truco, dicen que es magia negra”. De acuerdo a Roy, muchos que se llaman a sí mismos “mediums”, usan trucos de magia comunes que puedes comprar fácilmente para hacer que sus seguidores o “clientes” crean que tienen poderes especiales”.

Ser un mago no es algo que una persona puede hacer a medias. Uno debe tener una pasión fogosa para ser un actor y un mago.

Roy dice que la magia se trata de su presentación, algo que muchos novatos no pueden comprender.
“Primero y principal, tienes que decidir el tipo de magia que quieres hacer. Por ejemplo, un show en un bar es diferente que uno en un escenario. Es un diferente estilo de magia con diferentes principios y diferente preparación. Luego, debes comprender los principios de la magia y cómo aplicarlos con efectividad a los principios que uses.” Si puedes juntar todo esto, entonces la próxima cuestión, según Roy, es acerca de la presentación, porque puedes comprar el truco que quieras.

“Desafortunadamente alguna gente primero compra un truco, usualmente el que es barato, y después trabaja para introducirlo en el show. Esta es la forma equivocada de hacerlo. ¿Cómo usas tu truco para entretener a la gente? Una vez que tienes listo eso, entonces eres un “artista consagrado“.

En general, la audiencia ama una mezcla de comedia, participación, diversión y trucos, algo que Roy ha perfeccionado.

“Nuestro trabajo principal como ilusionistas es crear una historia o escena para la audiencia y entonces llevarla a través de ese viaje. Para hacer eso utilizamos los principios de la ingeniería, la física, la ciencia, la química y la psicología, una mezcla de todo eso”.

La audiencia es “desconcertada” y distraída de tal forma que cuando el truco es realizado se sorprenden completamente.

Como dice el mago norteamericano David Blaine en su libro “Extraño misterioso”: “Una de las primeras cosas que aprendí sobre la magia fue que hay una fuerte relación entre hacer magia y jugar ajedrez. Cuanto más puedas prever, más efectivos serán tu juego o tu magia. Si puedes anticipar los movimientos de otras personas, al mismo tiempo que planificar los tuyos propios, estarás muy por delante de tu audiencia y serás capaz de asombrarla con regularidad”.

Suena fácil, pero es un desafío asombrar a cada persona. “Cuando actúas para un niño, es mucho más desafiante. ¿Adultos? No hay problema”, dice Roy. “Un niño es muy literal y directo”. Por lo tanto es más duro conducirlos hacia donde queremos.

Roy dice que Blaine ha hecho la magia más accesible ya que sólo necesitas un mazo de cartas. “Se ha creado un grupo de magos que son más técnicos que actores”, dice Roy. Básicamente, para ellos se trata meramente de “mostrar un truco”. Ponerlo en un show, sin embargo, es mucho más complicado.

“Teníamos un tipo aquí (en el Anexo Mágico de la escuela de magia de Roy) que había estado tratando de escribir un guión decente para un set de 5 minutos durante semanas. Es duro”.

Para las grandes ilusiones necesitas toneladas de equipamiento. Y se requiere dinero también. Roy dice que no es barato instalar un gran show. “Si quieres grandes trucos e ilusiones, tienes que estar preparado para pagar por eso”.

No hay juramento o código de conducta para los magos, pero generalmente no exponen sus trucos. “Es una cuestión ética, aunque no hay nada formal”, dice Roy.

Fuente: The Star Online, 5/8/2006

Comments

comments

Comments

comments

2 Comments

  1. Zazarasa

    8 julio, 2009 at 7:46 pm

    Sres, tengo muchas udeas para iintercambiar en magia de salon, por favor espero v/contacto.

    abrazazaraso

  2. ZAZARASA

    18 marzo, 2008 at 2:02 am

    HOLA SOY DE ARGENTINA Y HAGO MAGIA INUSUAL, CON COSAS QUE NO PAREEN DE MAGIA.
    FAVOR PASEN INFO DE JUEGOS DE SALON O ESENARIO.
    Y SI DESEAN ALGO DESDE ESTE RINCON DEL PLANETA……AVISEN
    GRACIAS

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>