Hot! Superando el miedo escénico. Segunda parte.

Todo mago que quiera mejorarse a si mismo y hacer presentaciones imborrables, debería leer estos consejos.

(En blog de magia nos gusta mucho leer y estudiar los detalles de nuestro Arte. Cada tanto nos cruzamos con artículos que nos gustaría compartir con nuestros lectores. En este caso nuestro buen amigo Jim Coles está muy contento de miedo-ojos.jpghacerles llegar este ensayo que publicaremos por partes. Puedes leer la primer parte de esta serie aquí : Superando el miedo escénico. Primera parte.)

Otra táctica para sacarle provecho a tus ensayos es encontrar a alguien para ensayar en frente de él. Puede ser un amigo mago, esposa, familiar, padre, o cualquiera en quien confíes que puede dar una opinión honesta. Correcto, honesta. No quieres a alguien que diga que estuviste maravilloso cuando estuviste mediocre. Quieres, en cambio, alguien que pueda sentarse y mirarte y entregarte una opinión objetiva de lo que ha visto. Esto puede ser invaluable. Muchos magos ensayan en frente de una cámara de video, y mientras que esto puede ser también beneficioso, especialmente en relación a controlar la calidad de tu técnica, no remplaza de ninguna manera la retroalimentación inmediata de un ensayo con audiencia. Una cámara de video no puede decirte cuando estas sobreactuando o cuando una broma es mala. Una persona honesta y de confianza puede.

Otra técnica que puedes emplear para reducir tus inquietudes al actuar es escribir tu patter. Ahora, hay algunas discusiones acerca de escribir tus diálogos o no. Algunos sienten que memorizar los diálogos disminuye la creatividad. Eso es un sinsentido. El momento para ejercer la creatividad es antes de una actuación, nunca durante. De lo que realmente estamos hablando aquí es encontrar las mejores palabras para acompañar el efecto. Y si son las mejores palabras, ¿no tiene mucho sentido usarlas cada vez que lo haces?

Además, saber exactamente lo que vas a decir puede ser una gran ventaja durante una actuación si algo va mal. Será mucho más fácil para ti lidiar con ese “doble” que está ligeramente desaliñado o esa moneda que se está resbalando inexorablemente del empalme si no estas pensando qué es lo que vas a decir a continuación.

En “Strong Magic”, Darwin Ortiz señala que prácticamente todos los magos profesionales memorizan su patter. Intentar improvisar lo que vas a decir no tiene mucho sentido, no importa cuan “afilado” seas. Algunas veces estarás en tu mejor forma, pero otras no ¿No quieres que tus efectos sean siempre igual de fuertes?

¿Significa esto que no puedes experimentar nunca? Por supuesto que no. Pero nuevamente, saber lo que vas a decir de antemano hará las cosas mucho más fáciles para ti. Sólo es cuestión de desviarte de tus diálogos lo suficiente para insertar un comentario inspirado. Y, si no funciona, puedes volver al diálogo original.

Si sientes que memorizar tu patter hará que tus diálogos suenen “falsos”, déjame referirme nuevamente al Sr. Ortiz quien señala que cuando tu miras una obra de teatro no piensas que los diálogos suenan falsos. Lo mismo con las películas o con la televisión — sin embargo todas los diálogos siguen un guión ideado. En el único caso que tendrías un problema es si el diálogo que estás recitando no corresponde con el personaje que has creado. Pero eso es un asunto aparte. Básicamente, mantén tu personaje lo más cercano que puedas a tu verdadera personalidad, y no deberías tener ningún problema. En otras palabras, no empieces a disparar palabras como “Encantador” o “Trascendental”, si tu normalmente dirías “Genial” y “Que pasada”. por supuesto que esto tiene excepciones, especialmente si estás haciendo magia profesionalmente, pero incluso así tu mejor apuesta para tu personaje es que sea una consecuencia directa de tu personalidad — una versión mejor y más grande de ti. Por lo tanto, las cosas que tu personaje dice deben ser las cosas que tu dirías.

(Este post es el segundo de la serie “Superando en miedo escénico”, aquí puedes leer la primera parte y aquí la tercera. Pronto viene la cuarta y última parte. Si el inglés te es familiar te invitamos a que te des una vuelta por lo de Jim, seguramente pasaras un buen rato.)

Comenta Aquí!

8 Comentarios

  1. Aleida Urdaneta

    perder el miedo escenico es una meta de muchos ya que se hace dificil en tu vida profecional o personal

  2. Manuel, es un gusto tenerte comentando. Tus comentarios aportan muy buen contenido. Me ha gustado mucho la forma de escribir el guión que describes.

  3. Manel Vicenç

    Cortés dijo:”Conozco a varios magos que se memorizan su charla pero así lo que consiguen es perder flexibilidad.”

    Cortés, todos conocemos a muchos actores que memorizan sus charlas y parece que las estén improvisando. Yo soy partidario de escribirlas y aprenderlas y luego durante el juego se hacen pequeñas adaptaciones o improvisaciones. A mi me da que suelen hacer mas daño los tituveos y los tiempos muertos que el encartonamiento de no salirse del guión.
    Normalmente, sobre todo en la magia de cerca donde se suele actuar con poco público y mucha interacción, el guión te ha de marcar la dirección de lo que interesa decir intercalado con las acciones a hacer. Una manera muy buena de hacer guiones es la que, si no recuerdo mal, lei de Manolo Talman en un articulo de un número de missdirection bastante reciente. En el se explica como confeccionar guiones usando tres columnas:

    -En la primera escribes la charla.(p.e. “(…) todos recordamos la primera vez que nos besaron. Besaron o besamos (…)”).

    -En la segunda lo que haces (p.e. “recorro despacio el escenario mostrando lado izdo.”).

    -En la tercera la justificación (camino mostrando mi lado idzdo para cargar la dcha. Hablo de amores adolescentes por “missdirection emocional”).

  4. La bendita belleza de anotar una charla, he de decir la verdad: Es el momento que más disfruto de la magia, se me ocurren tantas cosas que puedo decir…:) Ahí no importa si soy bueno o malo como mago, importa que mi pequeñita historia me guste, todo cambió el día que comencé a escribir mis historias… jojojo que romantico sonó eso:P

    Pues la idea de estructurar todo siempré será buena, tener una estructura sobre la cual moverte dos o tres pasos hacia la dirección deseada es una gran herramienta para cualquier mago.

    Saludazos y éxito con los exámenes;)

  5. De exámenes tb, asi es la vida del estudiante…ya queda menos pa que acaben!!! :p

  6. yo considero muy importante escribir el texto, es no significa que te lo aprendas de memoria, pero si te permite trabajar mejor en el juego
    aun asi con un texto aprendido de memoria, si uno esta a gusto y lo controla todo (como cuando se actua en el teatro), debido al estado de entusiasmo, perfectamente se puede improvisar, pero habran palabras/hechos/acciones importantes, sobre todo si permiten que el espectador entienda mejor, que no cambian….es mas facil llegar a ellas trabajando el juego sobre el papel, en esto se incluye escribir la charla y estudiarla, no con la intencion de memorizarla, sil no para entender mejor el juego

    cortes, tu tambien estas de examenes o te gusta madrugar?? :D

  7. yo soy partidario de presentar los juegos nuevos a profanos amigos mios o familia cercana y a magos, de tal manera sabes la reacción que el juego genera en un tipo de público y en el otro. Tras el juego siempre les realizo una serie de preguntas para saber que sintieron y así sabré si consegui crear la reacción mágica que quería.
    En cuanto a lo de los diálogos…siempre estuve en contra de memorizarlos. Conozco a varios magos que se memorizan su charla pero así lo que consiguen es perder flexibilidad. A mi me gusta interactuar con el público y aprobechar sus palabras para hacer mi dialogo o mis bromas.
    Pero cierto es que aunque nunca memorice ningún dialogo si hay frases que están apuntadas en mi memoria, frases que un dia funcionaron y es bueno tenerlas en la cabeza por si tienes que recurrir a ellas.
    Solo esas frases y el diálogo de un par de rutinas es lo que tengo memorizado, el resto sale solo, si dejas libre a la palabra esta fluye sin ningún temor.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu email no será publicado Campos requeridos *