Actuando para espectadores que no oyen

By  |  0 Comments

ninos_sordos.jpg

El otro día me puse a pensar que, teniendo en cuenta que la magia es tan visual, el hecho de que un espectador no oiga no tiene por qué echarla a perder. Esto se me ocurrió pensando qué pasa si te toca actuar en un lugar donde no hay buen sonido o donde tu equipo de rompe y no tienes más micrófono. ¿Debes suspender todo?

Así, llevé este pensamiento al punto de si quieres actuar para, supongamos, niños sordos. Hay muchos magos y artistas en general que en todo el mundo colaboran con niños (o adultos) “distintos”, con capacidades especiales.

Hice un repaso de algunas revistas y también de algunos foros en la web donde se hablaba de este tema, y saqué algunas cosas en limpio que son muy interesantes y que comparto aquí con ustedes. Especialmente hablando de espectadores que padecen de sordera, es importante saber que a veces puedes contar con un intérprete de lenguaje de señas, que es lo ideal (siempre encontrarás esta ayuda si actúas en una escuela especial, por ejemplo).

Si tus bromas están basadas en juegos de palabras, no las utilices. No se traducen en lenguaje de señas. Piensa un concepto. Si el concepto es gracioso, avanza con él. Si es lingüísticamente gracioso, déjalo ir.

Recuerda que el intérprete irá un poco detrás de ti así que cuando tú llegues al punto del clímax no te sorprendas si las risas se atrasan un poco. También, si tus comentarios terminan al mismo tiempo que tu truco es revelado, deberás esperar uno o dos segundos extras. La audiencia necesita tiempo para correr la vista del intérprete a ti.

Recuerda que estás lidiando con una audiencia MUY visual. Pero leí por ahí un comentario de un mago sordo que decía que el mayor consejo que podía dar era que si alguna vez actúas para un grupo de sordos, tienes que hacer tu acto normal. No cambies mucho excepto enfatizar lo visual y pausar lo necesario. Si haces un acto con música, mantén la música. Si no lo haces, quizás pierdas tu propio ritmo. El intérprete les dirá que hay música sonando y tus acciones se verán normales mientras actúas con esa música. Para que el entretenimiento funcione, no sólo tu audiencia tiene que estar cómoda, sino tú también.

También leí comentarios de una intérprete de lenguaje de señas que remarcaba lo que muchos no saben: no siempre ser “sordo” es sinónimo de “no escuchar nada”. La música no puede confundir. Lo que sí puede confundir son algunas bromas traducidas.

Insisto: lo más importante es tener en cuenta que lo visual es el eje y que todo el discurso, argumento o cháchara que des, seguramente no ayudará en lo más mínimo. Leí varios comentarios de espectadores que al tener que elegir entre ver el efecto y ver la traducción en señas de lo que el mago dice, eligen despreocuparse totalmente de las palabras y abstraerse exclusivamente en lo visual.

Así que, aunque no sea nada difícil, es muy bueno que tengas en cuenta todo esto antes de actuar para esta audiencia así puedes hacerles disfrutar tu magia y disfrutar tú también del momento mágico sin frustraciones y con plenitud.

Oskiper

Comments

comments

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>