Bajo la protección de las hadas

By  |  0 Comments

peter_marucci_01.jpg
Este artículo de Peter Marucci fue traducido y es publicado con permiso del autor y Online Visions

Cualquier cosa que hagas con naipes de Tarot mantiene una cierta fascinación en la mayoría de la gente, magos incluidos (y, especialmente, los bizarristas).

La siguiente rutina está más o menos basada en una idea de la difunta revista Magigram, la revista de la igualmente difunta Compañía Mágica Suprema de Inglaterra. La rutina en la revista se llamaba el “Lincoln Imp”, por una gárgola de la catedral Lincoln.
Aquí la llamamos “Bajo la protección de las hadas”.

Efecto y presentación

“Para una persona promedio, los naipes de tarot evocan escenas del demonio, la muerte y la destrucción. Eso puede ser cierto a veces. Pero, para cuidarnos de esas fuerzas sobrenaturales, también es posible solicitar la protección del reino de las hadas. Y esta noche haremos eso”.

El mago toma un paquete de naipes de Tarot de su bolsillo y lo mezcla con la cara hacia abajo. Entonces lo gira cara arriba y reparte 20 naipes hacia la mesa en una hilera encimada.

“Nuestros naipes modernos están basados en el mazo de Tarot; los pentágonos se transformaron en diamantes, las espadas se transformaron en nuestras picas, las copas se transformaron en nuestros corazones y las varas se transformaron en nuestros tréboles. Esos palos diferentes están representados aquí y con ellos, todo el poder del mazo de Tarot. Tendrá que ser una persona muy sincera la que sea capaz de ganar la protección de las hadas. ¿Eres tú esa clase de persona? Ya lo averiguaremos: nombra un número, entre 1 y 20 en voz alta”.

Cuando el espectador nombre el número, se cuenta hasta ese número y ese naipe, así como el de cada lado (un número más arriba y uno más abajo) son quitados. El del medio, el elegido, se pone cara arriba en la mano del espectador, mientras que los otros dos son ubicados cara arriba a cada lado de su mano.

“Has elegido (el número tal): si hubieras elegido uno menos, hubieras acabado con este naipe (das vuelta el del número bajo mostrando un revés liso) y si hubieras elegido uno más alto, hubieras acabado con este naipe (das vuelta el naipe con el número alto mostrando un revés liso). Pero has elegido el naipe carta que está en tu mano y has terminado bajo la protección de las hadas (das vuelta el elegido mostrando que hay un dibujo de un hada en el revés).

Trabajo

Toma un mazo de Tarot (yo sólo uso los arcanos menores) y cuenta 20 cartas (yo prefiero los naipes con figuras porque los nombres están escritos debajo de ellas: esto lo hace un poco más fácil para el espectador). Pon los naipes cara abajo y pega dibujos de hadas en 10 de ellas (tengo dibujos de una galería de clip art de Internet pero puedes usar cualquiera; los dibujos pueden ser todos iguales o todos diferentes o algunos iguales y algunos diferentes).

Alterna los naipes con hadas con los comunes y pon los 20 mirando hacia arriba sobre el mazo. Voltea el mazo hacia abajo.

Ahora tienes un mazo de 56 naipes (si utilizas toda la arcana menor): arriba 36 naipes son normales mientras abajo 20 tienen, alternativamente, reveses lisos o con hada.

Cuenta tu historia sobre el poder de las hadas y el poder del Tarot y coloca el mazo mirando hacia arriba. Distribuye 20 naipes un poco encimados en una hilera, comenzando desde tu izquierda. El primer naipe tiene el revés liso, el segundo un hada, el tercero liso, el cuarto un hada y así.

Entonces pide que se diga un número en voz alta, un número entre 1 y 20.

¡Esta es la parte divertida!

Si el número es par, cuenta desde tu izquierda hasta el naipe y levántalo junto con el que está a cada lado de él. El naipe elegido tendrá un revés de hada mientras los otros dos lo tendrán lisos.

Si el número es impar, deja que el espectador (que estará frente a ti) cuente: si cuenta normalmente, contará desde su izquierda (tu derecha) y llegará a un naipe con un revés de hada, mientras que los de cada lado serán comunes.

Retira los naipes y continúa como en la Presentación para revelar los reveses lisos y el revés de hada en la carta que eligió el espectador.

Alternativas

Si no quieres que el espectador cuente los naipes, está bien: lo puedes hacer tú mismo desde tu derecha (lo que parecerá totalmente normal para el punto de vista del espectador). Sólo que el hecho de que el espectador cuente lo hace un poco más convincente.

Puedes hacer una falsa mezcla antes de empezar pero, en ese caso, no utilices los naipes con figura en los 20 casos; ¡tu audiencia podrá preguntarse por qué todos los naipes con figura terminaron juntos a pesar de la mezcla!

Puedes adornar esta rutina tanto como quieras, utilizando un anillo para señalar el naipe elegido (un anillo de cráneo, un anillo del Señor de los Anillos, un anillo especial y una historia de Borgia, la lista es infinita).

Pero, sobre todo, diviértete!

Peter Marucci (Showtimecol@aol.com)

Comments

comments

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>