Contando confidencias: En el escenario con David Copperfield

By  |  0 Comments

copperfield-david.jpg
Besé a David Copperfield

Sí, el viernes a la noche en el épico Teatro Kodak, casa de los premios Oscar, estuve en el escenario y desempeñé un breve rol en el show del ilusionista “Intimate Evening of Grand Illusion”.
Momentos antes, Copperfield proclamó que iba a hacer lo imposible: embarazar a una mujer sin… bueno, ustedes saben.

Vestido con su típica camisa de polo azul claro, remera blanca y pantalones cargo negros, corrió a la audiencia mostrando su belleza particular. Luego se presentó a una mujer con una caja de chocolates, una rosa y un autorretrato enmarcado, para luego anunciar que ella estaba oficialmente embarazada.

Luego, tomó dos pickles que, en teoría, se le habían antojado a la embarazada, fueron arrojados a la audiencia y en un segundo me encontré con uno de los pickles en mis manos y Copperfield me llevó al escenario.

Me dio instrucciones de escribir el número de una carta en su traje pegando un gran pedazo de papel, mientras otra persona en el escenario (la que tenía el otro pickle) escribió el que imaginaba que sería el nombre del bebé por venir. Milagrosamente, Copperfield mostró las dos informaciones, la “J” de picas y el nombre “Conan” en una ecografía en vivo que se proyectaba en la pantalla.

Mi momento en el escenario había acabado, el se acercó y dijo que debía besarlo en la mejilla.

Me obsequió una foto autografiada y dos asistentes me escoltaron a mi asiento.
Pasó todo tan rápido… Mis labios habían sido agraciados al besar la mejilla del mago mas famoso del mundo ¿mejilla que quizá haya sido besada por su ex prometida Claudia Schiffer?

De hecho sí, había besado la mejilla de la persona que atravesó la Gran Muralla China, levitado por el Gran Cañón y desaparecido la Estatua de la Libertad.

Incluso de niño, Copperfield había jugado con el arte de la magia. “Aprendí un truco de cartas usando 4 ases que me enseñó mi abuelo cuando tenía 7 años de edad”, escribió Copperfield el jueves vía e-mail. Este truco, el primero que hizo, ahora lo presenta en su show como “un tributo especial” a la memoria de su abuelo.

De hecho, la noche “íntima” muestra la habilidad de Copperfield como una maestro ilusionista. Flota a través del acero sólido. Fabrica un auto, en teoría el vehículo de su abuelo, de la nada, y en el último truco de la noche, transporta a 13 personas de la audiencia desde el escenario al balcón del teatro Kodak en 30 segundos.

Comments

comments

Páginas: 1 2

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>