Breve conversación con Millard Longman, a propósito del lanzamiento de su DVD “Acidus Globus”

By  |  1 Comment

longman.jpgPor Enrique Enriquez, desde Nueva York

Quienes nos aventuramos en el mundo del mentalismo, tarde o temprano nos topamos con lo que muchos consideran su expresión técnica más sofisticada: el uso de papeletas, tarjetas o trozos de papel donde el participante escribe una idea específica que luego será leída de su propia mente por el mentalista. La lógica que se le da a esto es que, por un lado, permite al participante objetivar su pensamiento, y enfocarse más fácilmente en él. Por otro lado, implica un mecanismo de comprobación que le permite al mentalista mostrar a terceros su éxito, una vez que la demostración de telepatía ha concluido. Se dice que las papeletas son al mentalista lo que las cartas son al mago.

El uso exclusivo de papeletas ha construido la reputación de leyendas como Bert Reese, y todo mentalista serio conoce a la perfección al menos dos o tres técnicas. Justo ahora, mientras escribo estas líneas, el mercado de habla inglesa parece estar inundado de nuevos productos: acaban de salir “King of Billets” de Stuart Cumberland, el enciclopédico set de DVD’s the Allen Zinng que consta de ocho discos y contiene todo lo que a Allen le parece relevante respecto al tema, y Acidus Globus, de Millard Longman. Las papeletas se consideran una evolución sobre el Centro Roto, puesto que permiten una presentación mucho más limpia que puede ser incluída más fácilmente en una serie innumerable de rutinas donde un Centro Roto significaría una distracción demasiado aparatosa.

El caso es que, cuando nos aventuramos a aprender sobre papeletas, y tras una primera parada en Annemann, todos los caminos nos conducen a Millard Longman y su celebérrimo Acidus Novus.

Mi primer contacto con Millard Longman fue hace unos años, cuando precisamente yo deseaba comprar su manuscrito Acidus Novus y me fue dicho que le único modo de hacerlo era contactarlo a él directamente, a ver si él me consideraba digno de poseer su secreto. Por alguna razón que ni yo mismo entiendo, me aceptó. Me sorprendió recibir un librito minúsculo que contenía no sólo el método deseado, sino dos papeletas dobladas tal como indicaban las instrucciones, como para que no quedase duda. Tiempo después Millard dejó de vender su manuscrito. Me consideré afortunado de tenerlo.

Años más tarde, cuando Loren Tindall publicó una versión corregida y aumentada de Novus, ya Millard y yo eramos amigos. Sucedió gracias a la publicación de “Mindreadings” un libro de Kenton Knepper y the S.E.C.R.E.T . School en el cual tuve una importante participación. A través de ese libro, Millard descubrió que me interesaban por sobre todo los artilugios de lo que él llama “real mind reading”, y de ahí en adelante hemos intercambiado una copiosa correspondencia sobre el tema, así como innumerables llamadas telefónicas. Como suele ser frecuente ahora, en este extraño mundo de la Internet, jamás nos hemos visto en persona.

Sin embargo, considero que Millard Longman es, junto a Kenton Knepper, no sólo un amigo, sino la principal influencia de mi trabajo. Su “Psychic Skills Workshop” es el material que me ha inspirado más a nivel creativo, y que recomiendo sin reservas para aquellos que estén interesado en presentaciones de telepatía de total realismo.

En este caso, conversé con Millard sobre su más reciente publicación: Acidus Globus, un nuevo aporte al mundo del mentalismo con papeletas cuyo lanzamiento él mismo ha tratado de mantener en bajo perfil, interesado en que sólo las personas indicadas tengan acceso a este nuevo método.

Enrique Enriquez: ¿Cómo te iniciaste en el mundo del mentalismo?

Millard Longman: Tras vivir los primeros 35 años de mi vida como psíquico y sanador, me interesé en juegos de magia. Muy poco tiempo después aprendí que había una categoría de magia llamada “mentalismo” y me interesó muchísimo cómo la gente trataba de imitar lo que yo había hecho legítimamente toda mi vida. Por supuesto, el mentalismo me permitía lograr resultados que por procesos naturales me era imposible lograr. Ahora era capaz de leer pensamientos bastante específicos y de hacer predicciones específicas sobre eventos que sucedían casi inmediatamente, y no en un futuro incierto o lejano.

Enrique Enriquez: Eso me lleva a pedirte que aclares algo, pues me imagino que algunos lectores deben estar experimentando un ataque agudo de caspa cuando te oyen hablar de ser psíquico y de usar mentalismo a la vez. ¿Combinas ambas cosas? ¿Crees que se pueden o deben combinar?

Millard Longman: El mentalismo lo hago sólo como entretenimiento. Cuando hago mentalismo (lo que cada día es más raro) uso mis métodos de papeletas. Cuando trabajo como psíquico o sanador, lo hago de verdad. Una vez compartí escena con otro mentalista. Él hacía mentalismo y yo usaba técnicas legítimas. Incluso sané a una señora anciana que llegó portando un tanque de oxígeno. Cuando pasamos una encuesta para saber qué partes del espectáculo habían sido más exitosas, los números me daban a mi una ligera ventaja. Después del show, alrededor de la mitad de la audiencia se quedó para hablar conmigo, casi todos pidiéndome sesiones privadas, y nadie se interesó en hablar con el mentalista. Para mí fue una gran sorpresa porque yo verdaderamente disfruté el show del mentalista, y siempre pensé que mi parte había sido, como mucho, mediocre.

Enrique Enriquez: Acidus Novus es la papeleta más usada entre los mentalistas profesionales del mundo. Quien no lo usa exactamente como tú lo ideaste, usa su propia versión. De hecho, el mercado está inundado de técnicas de papeletas que se venden como innovadoras, y sólo son variaciones de tu idea. Algunos te acreditan, otros no, pero lo cierto es que, con excepción de Richard Busch, a quien entrevistaré también proximamente, tu trabajo con las papeletas sigue siendo el más importante del mundo del mentalismo. Sé que has contado esto muchas veces, pero es probable que alguna gente que nos lee no esté al tanto. ¿Cómo se te ocurrió Acidus Novus?

Millard Longman: Compré el original Acidus a Al Mann, y tras mucho esfuerzo logré desarrollar la destreza manual necesaria, que implicaba cambiar el billete por uno falso y abrirlo, todo con una sola mano. Muy poco después de este esfuerzo enorme la idea de Acidus Novus simplemente me vino a la mente. Vino en el mismo modo en que todas las ideas vienen a mi: simplemente apareció en mi cabeza como un método completo. Lo único que hice fue escribirlo y enviárselo a Al Mann. Él quedó fascinado con el método y lo publicó de inmediato. ¡También le bautizó!

Enrique Enriquez: ¿Dónde lo publicó?

Millard Longman: En un librito titulado “Acidus Plus.” Contenía mi Acidus Novus y una rutina de Al que según él fue inspirada por mi método, y que él bautizó “The Azonic Force.”

Enrique Enriquez: Acidus Novus fue un avance gigantesco en comparación con el Centro Roto. Tengo entendido que ante de dedicarte a todas estas cosas, tú trabajabas como ingeniero para la NASA. ¿Cómo crees tú que la mentalidad de Millard el ingeniero influye el diseño de tus métodos para mentalistas?

Millard Longman: En efecto, trabajé muchísimos años como ingeniero, pero nunca directamente para NASA. La compañía para la que yo trabajaba hizo una serie de proyectos para NASA. Personalmente yo diseñé muchos de los artefactos para el primer alunizaje. Mis diseños estaban en el paquete de para comunicaciones que los astronautas cargan en la espalda de sus trajes y también en los transmisores que se colocaron en la luna y en los receptores colocados en tierra, para recibir el video de la caminata lunar.

Este fue el trabajo de los primeros cinco años de mi carrera como ingeniero. Los siguientes treinta años trabajé en el campo de aparatos electrónicos para la industria médica, donde patenté nueve invenciones y creé productos que le generaron a esas gentes billones de dólares en ventas.

Todos mis diseños los creé del mismo modo en que hago mis lecturas psíquicas, las sanaciones, y las papeletas: simplemente me llegan a la mente como si alguien los pusiese allí.

Enrique Enriquez: He escuchado a muchos mentalistas recomendar a otros jamás llamar “papeleta” a una papeleta, porque según ellos, eso llama la atención sobre la papeleta en sí, y sobre el gesto extraño que implica escribir en un papel algo, en lugar de directamente leerlo de la mente del participante. Sin embargo, papeleta viene del francés, y era una palabra usada por los espiritualistas en sus séances. De hecho, todavía hoy en día la usan. Es decir, quienes supuestamente hacen la cosa de verdad llaman papeletas a las papeletas, y quienes imitan estos fenómenos dicen que usar esa palabra le resta realismo a sus presentaciones. ¿Qué opinas de esto?

Millard Longman: Si bien yo me refiero a mis papeletas como “tarjetas” o “papeles”, también me he referido a ellos como papeletas. La palabra papeleta no tiene un significado especial para la gente común. En el diccionario, significa una “nota escrita, carta corta, o similar.” Este es un significado arcaico. Quiero decir, está marcada por las características de un período en el tiempo que ya pasó. Muchos centro espiritualistas aún hoy en día anuncian y ofrecen “billet readings.” Estos psíquicos puede que usen métodos del mentalismo, o no. He visto de ambos tipos. La mayoría de ellos simplemente abren la papeleta y leen la pregunta en frente de todos.

Enrique Enriquez: Justo ahora acabas de sacar al mercado “Acidus Globus,” un DVD donde explicas por primera vez una técnica que permite al mentalista dejar que el participante escriba en la superficie total del billet, sin ningún tipo de restricción. Mucha gente anticipa que Globus será tan revolucionario como Novus. Esta es la segunda entrega de tu trilogía “Thought Readings With Billets.” La primera entrega fue una re-edición de tu manuscrito Acidus Novus. ¿Sientes que Globus es superior a Novus? ¿En qué sentido?

Millard Longman: Globus es una método extremadamente simple de utilizar el contenido total de un billet con tan sólo sostenerlo entre la punta de los dedos. Todo se hace con una sola mano. Esto ofrece, de hecho, una gran ventaja sobre Acidus Novus, que permite sólo una utilización limitada del billet. Sin embargo, para ciertas rutinas Novus es una mejor opción. Me gusta tener ambos métodos en mi arsenal.

Enrique Enriquez: Para terminar, si pudieses resumir la clave del éxito para una presentación exitosa de mentalismo con papeletas, ¿qué sería?

Millard Longman: Creo que en todo tipo de mentalismo la parte más importante de la performance es el carisma del mentalista. Si puedes mantener la atención del público sin usar ningún tipo de truco, entonces puedes presentar mentalismo del más alto nivel. El uso de papeletas sólo te da esa información extra que te permitirá ¡hacer milagros!

Enrique Enriquez (IM)
http://www.enriqueenriquez.net

Comments

comments

Comments

comments

1 Comment

  1. renato

    14 julio, 2007 at 3:00 am

    Extraordinaria lucidez conceptual de Longman Enriquez.
    Gracias

Leave a Reply

Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>